Redacción/CAMBIO 22 

Las múltiples restricciones que atraviesan al sector agropecuario de Argentina, uno de los mayores productores y exportadores agrícolas del mundo, y los derechos a las exportaciones del agro centraron este viernes el debate entre los referentes sectoriales de los principales candidatos presidenciales en el país suramericano.

En un encuentro organizado por la Sociedad Rural Argentina, una de las cuatro mayores patronales agrarias del país, los diversos expertos volcaron las propuestas de los candidatos con mayores posibilidades para las primarias de agosto y las presidenciales de octubre.

Casi todos los referentes coincidieron en la necesidad de eliminar las múltiples restricciones que afectan a la agricultura, la ganadería y otras producciones agrícolas y de ir hacia una unificación de la casi veintena de distintos tipos de cambio que conviven en Argentina, aunque con matices sobre cómo y a qué velocidad hacerlo.

Día uno de reunión del sector agropecuario en Argentina

Guillermo Bernaudo, referente en temas agrícolas de Patricia Bullrich, una de las candidatas a presidente del frente opositor Juntos por el Cambio, prometió eliminar los cupos de exportación, reducir los derechos de exportación -también llamados “retenciones” y que llegan a alícuotas del 30 %-, unificar el tipo de cambio, y avanzar en tratados de libre comercio.

“No tenemos que aspirar a ser Suiza, sino Uruguay, con normas cada vez más claras. Ir para adelante el primer día liberando absolutamente todo tipo de prohibiciones y restricciones, empezando a trabajar en el cepo para ir a la unificación del tipo de cambio y empezar con el proceso de reducción de los derechos de exportación”, dijo Bernaudo.

También Diana Mondino, referente en temas económicos del candidato libertario Javier Milei y candidata a diputada por la fuerza La Libertad Avanza, se mostró a favor de eliminar cuanto antes las retenciones, quitar los subsidios estatales pero también reducir los impuestos para que los costes de los créditos sean razonables y desmontar las restricciones en general.

“La vicepresidenta (Cristina Fernández) decía el otro día que estaba orgullosa de que (la empresa aérea estatal) Aerolíneas Argentinas presta el servicio de carga para el salmón chileno, algo que está prohibido hacer en Tierra del Fuego (sur de Argentina). O sea, subsidiamos la carga de lo que nosotros prohibimos en nuestro país. Hay un montón de esas cosas a las que podemos entrar con una tijerita y fácilmente”, aseguró Mondino.

Gradualidad

Sergio Busso, titular de la cartera de Agricultura de la central provincia de Córdoba, cuyo gobernador, Juan Schiaretti, es candidato a presidente por un frente peronistas disidente del actual Gobierno de Alberto Fernández, también se mostró a favor de la unificación cambiaria, eliminar restricciones y los derechos de exportación, pero sostuvo que eso se debe hacer en la medida que la macroeconomía se vaya ordenando.

En esto coincidió Leonardo Sarquís, referente en asuntos agropecuarios del alcalde de Buenos Aires y candidato a presidente por Juntos por el Cambio, Horacio Rodríguez Larreta, quien remarcó la necesidad de hacer cambios pero a la par de la aplicación de un plan de estabilización macroeconómica.

“Horacio propone que a partir del 10 de diciembre, cuando asuma, se van a eliminar todos los derechos de exportación a las economías regionales. Y después vendrá el compromiso real de la eliminación de los derechos de exportación de los cultivos, porque ahí aparece siempre la restricción fiscal”, observó.

La voz oficialista de Argentina en el sector agropecuario

En el encuentro, realizado en el marco de la Exposición de Ganadería, Agricultura e Industria Internacional, también participó el secretario de Agricultura de Argentina, Juan José Bahillo.

Expuso algunas propuestas del ministro de Economía y candidato presidencial por el gobernante frente Unión por la Patria, Sergio Massa, como crear un seguro de riesgo climático para el agro e impulsar una nueva ley de semillas y otra sobre alquileres rurales.

Bahillo, quien evitó hablar sobre posibles medidas cambiarias inminentes, afirmó que el Gobierno no restringe las importaciones por razones “políticas” sino porque no se puede “obviar” la “escasez de dólares” que tiene Argentina.

-Con información de EFE