abril 12, 2024 06:00

16.67

Renán Castro Madera, Director General

Renán Castro Madera, Director General

abril 12, 2024 06:00

 

  • Empresa rechaza responsabilidad en caída de dovela

 

Redaccion/ CAMBIO 22

Señor Director:

Me dirijo a usted para compartir una profunda preocupación de nuestra empresa Jaguar Ingenieros Constructores, S.A. de C.V. por dos columnas publicadas los días 17 y 18 de enero a nombre del periodista Mario Maldonado en su espacio llamado “Historias de Negoceos” en referencia al incidente de la caída de una dovela durante las maniobras de colocación del 16 de enero en la zona de Observatorio en la Ciudad de México.

En la primera columna del 17 de enero titulada “Tren Interurbano: empresas turbias y el fantasma de la L12” el periodista publica una serie de temas que son falsos y atentan contra el derecho a la información veraz que tienen sus lectores.

El columnista afirma en el inicio de su nota: “Porque de nueva cuenta la empresa responsable del incidente tiene en su historia indicios de corrupción”, para más adelante señalar que Jaguar Ingenieros Constructores, S.A. de C.V. es la verdadera responsable de la obra de la instalación de la dovela en cuestión. Rechazamos de manera tajante y contundente todo el contenido de su columna pues es totalmente falsa, además lanzar una acusación a la ligera de que hay “indicios de corrupción” es muy grave pues afecta la reputación de una empresa de más de 23 años de operaciones en México y que es gracias al esfuerzo de todos sus trabajadores que ha logrado la excelencia y la preferencia para realizar muchas obras importantes de infraestructura en el País.

El Gobierno de la Ciudad de México informó en diferentes medios de comunicación, incluyendo una entrevista con el columnista, que una empresa italiana es la realmente responsable, sin embargo, el periodista hace una defensa de dicha compañía y vuelve a decir una mentira: “al parecer la empresa fue subcontratada”.

Por otro lado, la empresa Jaguar Ingenieros Constructores no está inhabilitada.

La redacción general del texto está plagada de interpretaciones y falsas premisas que solamente confunden a los lectores de este importante periódico.

Al mismo tiempo, en la columna publicada el jueves 18 de enero con el título “Tren Interurbano: la CDMX adjudicó 6.5 mil mdp sin licitación” vuelve a caer en interpretaciones y repite mentiras de su anterior columna.

Nuevamente el periodista intenta involucrar a Jaguar Ingenieros Constructores en una trama de sospechas infundadas y que afectan el prestigio de más de 23 años de trabajo.

De hecho, buscamos al periodista Mario Maldonado, sin embargo, no nos ha dado respuesta para poder compartir con él las aclaraciones pertinentes. Insistimos en que no estamos inhabilitados y el periodista debió haber realizado una mínima investigación para corroborar su dicho y evitar desinformar a los lectores de EL UNIVERSAL.

Lo que más llama la atención es que el mismo periodista entrevistó a fuentes oficiales en su programa matutino y a pesar de tener información de primera mano, prefirió volver a publicar una mentira al día siguiente y no corregir o enmendar su primer escrito dado que se le dio información muy clara al decir que la empresa italiana Rizzano de Eccher era la responsable del incidente y con ello desmentía su columna.

En conclusión, Jaguar Ingenieros Constructores, S.A. de C.V. no está inhabilitada y tampoco es la responsable del incidente ocurrido en las maniobras de colocación de una dovela del pasado martes 16 de enero.

Ing. Moisés Zecua Muñoz.

 

Respuesta del columnista:

La información publicada en el texto citado se basa en documentación que el gobierno de la Ciudad de México ha depositado en la Plataforma Nacional de Transparencia, en la que se revelan contratos para la construcción del Tramo 3 del Tren Interurbano México-Toluca por alrededor de 8 mil 300 millones de pesos, de los cuales unos 6 mil 500 millones de pesos se otorgaron por adjudicación directa. En estos contratos, otorgados a 15 diferentes razones sociales, no se detecta participación alguna de la firma italiana Rizzani de Eccher; de hecho, como se precisó en la columna, los trabajos correspondientes a la colocación de la estructura en el tramo elevado, incluyendo las dovelas, fueron adjudicados a Jaguar Ingenieros Constructores SA de CV, de acuerdo con los contratos DGOT-AD-F-1-021-2022 y DGOT-AD-F-1-007-2023, por un monto acumulado de casi 500 millones de pesos.

En el texto periodístico no se puntualiza que la compañía Jaguar Ingenieros Constructores, que ha estado en el ojo del huracán desde el sexenio pasado por denuncias de exempleados que participaron en la construcción del Aeropuerto de Texcoco, estaba inhabilitada al momento de su contratación, en los años 2022 y 2023, pero sí se especificó que fue inhabilitada durante 15 meses en el 2019, como se puede verificar en la edición del 16 de mayo de 2019 del Diario Oficial de la Federación, por falsear documentos del Infonavit para obtener contratos en la construcción del Edificio Terminal del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México; lo anterior en un claro acto de corrupción.

Y efectivamente, un emisor de la empresa de nombre Antonio Sánchez se puso en contacto con este periodista para ofrecerme “un desayuno o comida” con Moisés Zecua, a lo cual respondí que “sí, que me escribiera él” para que me diera su réplica. Nunca se puso en contacto.

Mario Maldonado.

Fuente: EL UNIVERSAL

[email protected]

GFB

¡Únete a nuestras comunidades del Diario CAMBIO 22 en WhatsApp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com