• El magnate sudafricano, CEO de Tesla, incrementó su fortuna a USD 192.000 millones y desplazó del podio al Bernard Arnault, propietario del conglomerado francés de marcas de lujo

 

Redacción/CAMBIO 22

Elon Musk recuperó este viernes su posición como la persona más rica del mundo.

Eso es según un recuento de Bloomberg Billionaires, que estimó que el patrimonio neto del CEO de Tesla (TSLA) ahora es de aproximadamente USD 192.000 millones, en comparación con los USD 187.000 millones del CEO de LVMH (LVMHF), Bernard Arnault, el conglomerado francés del lujo, integrado por las empresas Louis Vuitton, Moët y Hennessy.

Los dos “centibillonarios”, un término usado para referirse a personas con fortunas de más de USD 100.000 millones, estuvieron pujando codo a codo por el primer puesto durante meses.

En lo que va de 2023, las acciones de Louis Vuitton se revalorizaron un 17%, y las de Tesla, un 88%

En los últimos días la riqueza de Arnault se redujo después de una caída en las acciones de LVMH. En la sesión de este miércoles, las acciones del grupo de lujo, controlado en más de un 48% por la familia Arnault, cerraron con una caída del 2,6%, mientras que las de Tesla, controlada en algo más de un 13% por Musk, subieron un 1,4 por ciento.

En lo que va de 2023, los títulos de LVMH se revalorizaron un 17% y las de Tesla, un 88%, pero, si vemos el último mes, se apreció cómo el conglomerado francés cayó casi un 6% junto a otros gigantes de su sector como Hermès, Kering, L’Oréal o Richemont, mientras que la estadounidense se disparó un 27 por ciento.

Arnault había superado a Musk en diciembre, cuando su riqueza aumentó debido a un auge en las ventas de artículos de lujo que ayudó a aumentar el precio de las acciones de LVMH.

LVMH, uno de los conglomerados más grandes del mundo, alberga marcas de lujo como Louis Vuitton, Dior y Celine

Musk, mientras tanto, disfrutó de un meteórico ascenso en las listas de ricos del mundo en los últimos años, ya que su fortuna está directamente vinculada a la de Tesla, el fabricante de automóviles eléctricos. Su mayor activo son las acciones de la empresa, de las que posee alrededor del 13%, según Bloomberg. Fuera de Tesla, Musk también es director general de SpaceX, la firma de exploración espacial, y propietario de la red social Twitter (TWTR).

China: el nuevo objetivo de Musk

Durante su visita a China esta semana, el empresario y director ejecutivo de Tesla, Elon Musk, sorprendió al abstenerse de publicar cualquier mensaje en Twitter, lo que representa su mayor pausa en la plataforma desde junio de 2022.

Esta llamativa ausencia en la red social se produce en un contexto en el que varias plataformas de redes sociales extranjeras, incluyendo Twitter y Facebook, están bloqueadas en China, aunque se puede acceder a ellas a través de redes privadas virtuales (VPN).

Cabe destacar que el uso personal de VPN es ilegal en China, aunque su aplicación y cumplimiento son inconsistentes, lo que podría haber influido en la decisión de Musk de no tuitear durante su visita, a pesar de que muchos funcionarios del gigante asiático compartieran información al respecto de las reuniones que abordó el empresario a través de la mencionada red social.

Durante su visita de tres días a China, Musk se reunió con funcionarios del gobierno y líderes empresariales locales

Al despegar de Shanghái en su jet privado, Musk retomó su actividad en Twitter, pero en esta ocasión compartió detalles relacionados con SpaceX, su compañía de exploración espacial.

Durante su visita de tres días, Musk se reunió con funcionarios del Gobierno chino y líderes empresariales locales. En estas reuniones, el empresario destacó que “los intereses de Estados Unidos y de China están interconectados como hermanos siameses” y que “Tesla se opone al desacople y espera seguir expandiendo sus negocios en China”.

Entre las figuras con las que se reunió Musk, destacan las del ministro de Exteriores, Qin Gang, el de Comercio, Wang Wentao, y el de Industria e Información Tecnológica, Jin Zhuanglong.

El empresario manifestó su interés en desarrollar productos amigables con el medio ambiente específicamente para el mercado chino, mostrando así su compromiso con la sostenibilidad y las necesidades del país asiático.

 

 

Fuente: Infobae
[email protected]
MRM