► No está resultando redituable para las empresas desarrolladoras de vivienda ► Ante esta situación, mejor se han enfocado en ejecutar nuevos proyectos en la capital del estado

Laura Beytia/CAMBIO 22

CHETUMAL, 18 de noviembre.- A diferencia de Othón P. Blanco donde la reserva territorial para construir casas de interés social es amplia y los precios accesibles, en Bacalar la situación es totalmente distinta, ya que los costos de la tierra se han elevado de manera exorbitante en los últimos años, lo que impide que las empresas desarrolladoras de vivienda puedan considerar incluir al décimo municipio en las propuestas habitacionales que manejan.

Así lo dio a conocer el empresario y representante de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (CANADEVI) Juan Manuel Mercader Rodríguez, quien dijo que dada la inversión que representa, no es redituable edificar en esa demarcación y menos para los futuros compradores que dependen de créditos.

“Es más fácil construir casas o crear fraccionamientos en Chetumal que en Bacalar, ahí el principal impedimento es el alto costo de la tierra urbana que está hasta cinco veces por encima en comparación con la capital y sin considerar el tema de la introducción de servicios que de igual manera representa un costo sumamente alto para los desarrolladores y que limitaría incluso a los posibles compradores que tienen créditos bajos, entonces eso hace que no existan proyectos en puerta por ahora.”

Mencionó que a pesar del crecimiento que ha registrado el Pueblo Mágico de Bacalar no hay complejos habitacionales nuevos, ya que quienes ahí laboran y tienen acceso a financiamientos de vivienda, optan por mejor adquirir una propiedad en la capital del estado, lo que ha provocado el crecimiento de la mancha urbana.

“Lo que pasa en Bacalar ha hecho que muchos trabajadores residan y adquieran una propiedad en Chetumal, ante la carencia de vivienda que hay ahí y que origina también que nuestras expectativas se centren en la demanda de crecimiento poblacional que hay en la capital del estado, con relación al mayor poder adquisitivo que ha generado la oferta laboral y que beneficia a los desarrolladores de vivienda y a eso nos abocamos.”

Después de casi tres años de la parálisis por la contingencia sanitaria por el covid, en este 2023 se reactivó la construcción de nuevos desarrollos inmobiliarios en Chetumal, específicamente de casas de interés social, con nuevos proyectos que están siendo ejecutados en la zona norte de la ciudad y que se espera que sean concluidos antes de finalizar el año, con una oferta de 600 nuevos domicilios.

Además de que también se encuentran en trámites, los permisos para tres fraccionamientos más, dos ubicados en el sureste cerca del aeropuerto y uno más al noreste por la colonia Pacto Obrero, donde habrá al menos 400 casas con precios que van desde los 450 mil hasta los 700 mil pesos, pero será hasta el 2024 cuando inicien con los trabajos.

 

 

[email protected]

JFCB