• Un vuelo despegó de Seúl en 2023 y aterrizó en San Francisco en 2022. ¿Cómo es eso posible? ¿El avión viajó en el tiempo?

 

Redacción/CAMBIO 22

¿Te gustaría celebrar el año nuevo dos veces? No es una pregunta retórica. Es realmente posible vivir un cambio de año dos veces y fue lo que ocurrió a los pasajeros del vuelo 106 de Nippon Airways. Despegó a las 1:06 de la madrugada del 1 de enero de 2024, pero aterrizó a las 17:04 del 31 de diciembre de 2023 en Los Ángeles. ¿Cómo es eso posible? ¿Es un avión que viajó en el tiempo? No se trata de ciencia ficción ni situaciones extrañas dignas de una serie de TV en Netflix. Es simplemente el producto de la dirección de la rotación de la tierra y husos horarios.

El avión que despegó el 1 de enero y aterrizó el 31 de diciembre - Noticias  de turismo - arecoa.com

De momento las aerolíneas no han descubierto una forma de viajar al pasado. Pero aquellos que quieren experimentar el cambio de año dos veces, solo deben de buscar vuelos que despeguen desde países ubicados en la zona más oriental posible en Asia, y que sea lo más cercano al cambio de año posible. Corea del Sur, Japón, China, Australia o Nueva Zelanda.

El avión debe de aterrizar en las zonas lo más occidental posible en América. San Francisco, Los Ángeles, Vancouver o Seattle son buenas opciones. Eso sí, siempre debe ser cruzando el océano Pacífico, donde se encuentra la línea internacional de cambio de fecha, justo entre la costa este de Asia y la costa oeste de Norteamérica.

Las aeronaves que viajan en esa dirección —de Asia a América—, al cruzar la línea, deben retrasar la fecha un día, ya que se mueven en dirección contraria a la rotación de la Tierra. Es lo que sucedió con el vuelo 858 de United Airlines. Y el motivo por el cual sus pasajeros tuvieron la oportunidad de celebrar el cambio de año dos veces.

Más vuelos que “viajaron en el tiempo”

United Airlines no es el único avión que “viajó en el tiempo” y permitió a sus pasajeros y tripulantes celebrar el cambio de año dos veces. Uno de los vuelos más buscados para conseguir el efecto son aquellos que despegan desde Aukland, en Nueva Zelanda, y aterrizan en la isla de Papeeté, en Tahití. Por ejemplo, el 102 de Air Tahiti Nui.

Es un vuelo corto, de cuatro horas y media. Ya que ambas islas están relativamente cerca de la línea internacional de cambio de fecha, el efecto del cambio de horario es grande. El avión despega, normalmente, a las 16:00 de Aukland y aterriza a las 21:10 de Papeeté. Tiempo suficiente para celebrar el cambio de año, dormir, ir al aeropuerto, hacer el viaje, aterrizar y tener tres horas para preparar el segundo cambio de año.

 

Fuente: hipertextual.

[email protected]

NMT

WhatsApp Telegram
Telegram
Diario Cambio 22 - Península Libre