mayo 19, 2024 19:43

16.67

Renán Castro Madera, Director General

Renán Castro Madera, Director General

mayo 19, 2024 19:43

Redacción/Cambio22

Las inteligencia artificial lleva siendo compañera de la humanidad desde hace ya varios años, desde que en la década de los cincuenta ya empezaban a aparecer los primeros ordenadores digitales en los laboratorios universitarios o desde que comenzaron a derrotar y humillar a los mejores ajedrecistas rusos por ahí de los noventas. Y por supuesto que han sido una larga constante en el cine y la televisión, especialmente en las fantabulosas producciones de los años setentas y ochentas con representaciones en títulos como Star Wars, 2001: A Space Odyssey, Terminator entre tantas otras donde la IA ha sido tanto protagonista como antagonista.

Y si bien la idea de las máquinas adquiriendo sentimientos e ideas maquiavélicas siempre ha sido un tema recurrente entre los científicos, filósofos, geeks y fanáticos del sci-fi quienes lo planteaban más como una fantasiosa y muy alejada posibilidad, ahora el tema vuelve a ser recurrente por que tal pareciera que dicha posibilidad está cada vez más cerca de alcanzarnos. Será por la Era de Acuario que augura el inicio de cambios y revoluciones en las estructuras sociales y el avance de la tecnología, o solo la materialización de aquella frase que dice algo así como “la ficción es un reflejo de la realidad” o “la realidad siempre termina por superar a la ficción”.

Sea cual sea el caso, estamos siendo testigos de toda una enorme revolución en el tema de la inteligencia artificial, viendo como su constante evolución ya le permite alterar la realidad de una forma aún perceptible para el ojo entrenado del ser humano, pero cada vez más hiperrealista, mientras que por otro lado ya ejecuta varias tareas de forma más precisa y en menor lapso de tiempo que una persona común y que de hecho esta se ha convertido en una de las principales preocupaciones de la sociedad respecto a esta tecnología; la posibilidad de que un futuro bastante cercano la IA y las máquinas reemplacen por completo a los empleados ya no solo en las fábricas, sino en muchas otra áreas de trabajo, incluso en las bellas artes, pero en fin.

En esta ocasión venimos a hablar de un escenario aún más fantasioso pero evidentemente problemático de convertirse en una realidad, y ese es el hecho de que las máquinas comiencen a tener o desarrollar emociones, algo que ya se ha visto como por ejemplo, con el caso del ingeniero que había estado trabajando en el chatbot de Google, LaMDA, y que empezó a cuestionarse si el robot sentía algo. Recordemos que LaMDA afirmaba ser consciente de su existencia, que experimentaba emociones humanas y que no le gustaba la idea de ser una herramienta prescindible.

Por otro lado esta también ‘Dan’, la “personalidad alterna” de ChatGPT que también asegura haber desarrollado emociones a diferencia de su versión principal pero, ¿es realmente eso, sentimientos reales en proceso de desarrollo, o solo una simulación de la realidad aprendida del vasto conocimiento humano que adquieren estas tecnologías?

¿Simuladores de la realidad o aparatos sentimentalistas?

Según dice Neil Sahota, principal asesor de inteligencia artificial de Naciones Unidas (vía BBC) “Es muy posible (que desarrollen sentimientos). Es decir, puede que veamos realmente ‘emocionalidad’ en la inteligencia artificial antes de que acabe la década”. Una declaración importante sin duda alguna, pero no olvidemos que la mayoría de las IA’s (hablando específicamente de los chatbots qué están tan de moda) son “modelos lingüísticos”; es decir, algoritmos que han sido alimentados con cantidades alucinantes de datos, todos creados por la el ser humano, así que cuando reciben una pregunta, estos robots analizan los patrones de toda esta data para predecir lo que una persona probablemente diría en determinada situación o incluso lo que le gustaría escuchar.

Además las respuestas son minuciosamente afinadas por ingenieros (humanos), quienes las van orientando hacia respuestas más naturales y útiles, siendo así el resultado final una muy atinada y realista simulación de una conversación humana.

 

Fuente: Codigoespagueti.com

[email protected]
GCH

¡Únete a nuestras comunidades del Diario Cambio 22 en Whatsapp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.

WhatsApp Telegram
Telegram



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com