Olivia Vázquez/CAMBIO 22

CANCUN, Q. ROO, 2 de junio.-Micro y pequeñas empresas que operan en Cancún incrementan sus pérdidas económicas por la baja venta que están registrando debido a las condiciones climatológicas.

Algunos comerciantes han referido que de plano no están abriendo porque el gasto de luz y agua, así como el pago del personal es mucho mayor de lo que se está vendiendo en la plaza.

Y es que muchas familias, han preferido no salir a la calle por temor a quedarse atrapados por la lluvia o en algún congestionamiento y si realizan consumo, lo están haciendo en las grandes tiendas departamentales para hacer una sola salida y una sola compra.

Si a esto se le suma que muchos de estos pequeños comercios están reportando afectaciones dentro de sus locales que no han recibido el mantenimiento debido estos dos últimos años de pandemia, la suma se incrementa.

Así lo refiere Hernán Esquivel, propietario de una de las tiendas de esquina de la región, quien señaló que con estas primeras lluvias se ha dado cuenta que tiene goteras en una de las esquinas del local, lo que ya mojó algunas cajas de sopas y otros productos que afortunadamente logró resguardar a tiempo, sin embargo esa gotera le costará dinero y es un recurso que por ahora no tiene, pues las ventas han sido muy bajas.

La tiendita de esquina, dijo, sólo ha logrado vender bien durante los fines de semana y quizá uno que otro festivo, pero la realidad es que las amas de casa ahora sólo compran lo más indispensable y en lugar de llevarse un kilo o una caja de algún producto, va comprando por pieza para ahorrarse, pues también el producto ha tenido un incremento en el precio por la crisis que se está dando.

Esta condición, dice, es general, en cualquier comercio las cosas están complicadas y muchos locales prefieren abrir sólo unos días que se consideran de mayor venta, que seguir gastando en agua y luz y pago de personal que ayuda, pues no alcanza para tanto con la venta que se va dando.

[email protected]

RAM

WhatsApp Telegram
Telegram
Diario Cambio 22 - Península Libre