• Las reglas del Iyaworaje deben cumplirse a cabalidad durante el primer año de iniciación

 

Redacción/CAMBIO 22 

El primer día de su iniciación el nuevo Iyawó y sus orishas son dados a luz. Su orisha es puesta en sus cabezas y por lo tanto recibida internamente para que el Iyawó y su orisha estén inseparablemente unidos de por vida. En el segundo día, o el Día en el Medio el Iyawó se viste con las espléndidas sedas y saténes que sólo pueden insinuar la realeza que ahora está presente en el trono para recibir a los visitantes que han venido a disfrutar en presencia de la orisha y su nueva novia. Al tercer día, o Día del Itá, el nuevo Iyawó aprende lo que el futuro le depara. Uno a uno cada uno de los orishas que ha recibido les habla y les da su sabio consejo. El Iyawó pasa el resto de la semana en el trono de la orisha descansando y contemplando la nueva vida que acaba de comenzar.

El Ìyaboraje, o período en el cual el practicante de la religión yoruba está de Iyawó, dura 12 meses y unos días que dependen del Orisha al cual su cabeza fue consagrada o del linaje o Casa de Santo al cual pertenece.

iyawó es la persona que recién se ha hecho santo y debe cumplir un período de un año en el cual debe regirse por un estricto reglamento, Un Iyawó es un sacerdote recién iniciado.

Es una etapa de purificación donde diariamente ese orisha asentado en su lerí (cabeza) lo irá limpiando

En la santería los iyawoses son muy consentidos, mimados y cuidados, son como nuestros pequeñines a quienes debemos guiar.

Es por ello que nos aseguramos de que cumplan todas estas reglas que precisamente fueron creadas para el bienestar del iyawo, ya que éste es como una esponja que todo lo absorbe, es muy vulnerable y presa fácil de malas energías, entidades oscuras, etc.

De cumplir a la perfección esta etapa depende cómo será la vida del religioso el resto de su vida, mientras mayor obediencia, mayor ayuda recibirá de los Orishas, caso contrario cuando es desobediente, el iyawó una vez comenzada su etapa como santero lleva muchos tropiezos como consecuencia de sus faltas.

Decían los mayores “un iyawo que no cumple su iyaworaje no tiene palabra ante los Orishas” es como decir, si no hiciste caso cuando iyawo, no exijas cuando santero porque los Orishas no te harán caso.

Está regido por una serie de normas que, en el caso de la Regla de Osha Afrocubana, fueron establecidas en el Concilio de 1904, celebrado en la ciudad de Regla, Cuba.

La iniciación del santero comienza con la coronación de la Osha, momento a partir del cual se considera un iyawó. Este proceso de transición en la vida del religioso trae consigo muchas pruebas por parte de los Orishas, el cual recibe el nombre de Iyaworaje.

El sacerdote es considerado Iyawó por el primer año y siete días (en algunas casas es diferente) y debe cumplir rigurosas reglas.

Es una etapa de purificación, donde el Iyawó renovará energías, deberá ir siguiendo los consejos que se le dieron en su itá de santo, representa un tiempo de meditación, de retro-inspección, donde se deben analizar los consejos y recomendaciones de itá e irlos cumpliendo para poder ver los cambios y mejorías que quería en su vida.

Deberá seguir con ciertas normas que le permitirán terminar esta etapa satisfactoriamente. Las reglas que le impongan tiene el objetivo de proteger al iyawo, quien al ser prácticamente un recién nacido, es vulnerable a malas energías, espíritus oscuros y demás osogbos.

Además, podemos señalar 2 momentos precisos en el iyaworaje.

El primero lo constituyen los 3 meses después de haber pasado la ceremonia de santo. Durante estos días las reglas son más fuertes y el cuidado que debe tener el iyawó es extremo.

Al terminar estos 3 meses, se realiza el “ebbó oshumeta”, también conocido como “ebbó en el río”, después de esto algunas reglas del iyaworaje se relajan un poco

Normas de Iyaworaje

Vestir completamente de blanco, no puede mostrar codos ni rodillas por lo que su ropa debe cubrirlas. Si es mujer debe usar vestidos o faldas largas además de medias panty y chal. Si es hombre debe usar pantalones largos.

Durante los primeros tres meses de iyaworaje debe mantener su cabeza tapada con un gorro blanco o quilla, dentro de ésta debe tener siempre algodón, manteca de cacao y cascarilla. De esta manera se protege de malas energías y osogbos.

Comer sentado en estera en el piso, debe comer con cuchara, un iyawó no puede usar cuchillos ni tenedores los primeros tres meses de iyaworaje.

Al sentarse en una mesa debe hacerlo de lado, con los pies fuera de la mesa, de esta manera va a poder comer en la mesa después de los primeros tres meses de yaworaje.

  • No puede usar perfumes ni maquillaje. Tampoco zarcillos o aretes, no se puede pintar las uñas.
  • No se debe dejar ver ni tocar la cabeza por personas que no se hayan realizado Kari Osha también.
  • No debe estar en la calle después de las 6pm. Después de esa hora tiene más probabilidad de ser asechado por espíritus oscuros.
  • No puede consumir bebidas alcohólicas, drogas ni estupefacientes.
  • No puede asistir a clubes nocturnos, conciertos, fiestas, licorerías.
  • No puede estar dentro de grandes concentraciones de gente. El estar en contacto con mucha gente le hace correr el riesgo de que se le peguen malas energías, espíritus obsesores y demás osogbos que pueden tener esas personas.
  • No se puede fotografiar. 
  • No se puede mojar en agua de lluvia. El agua de lluvia le debilita el Ozun y lo hace enfermarse.
  • No se puede pintar el cabello con químicos que contengan amoníaco. Eso perjudica su ozun, de hecho, después de los 7 años de santo es que un religioso puede usar amoníaco en su cabello.

Debe ir acompañado de sus padrinos a cualquier evento religioso que sea invitado. Un iyawó carece de experiencia y no sabe qué puede suceder visitando distintas casas religiosas, por ende debe ir acompañado de sus mayores.

El iyawó debe ser obediente a todas estas normas y las costumbres de su casa religiosa, ya que llevar un iyaworaje desastroso le traerá como consecuencia una vida posterior también desastrosa.

Cumplir correctamente con el Iyaworaje  asegura éxito como religioso. Un Iyawó que no cumple con las reglas pierde credibilidad ante los santos y éstos no tomarán en serio su palabra cuando les implore por ayuda.

Tiene que hacer el “ebbó oshumeta” a los 3 meses.

Tiene que hacer el “ebbó oshumeta” a los 3 meses.

En los primeros meses, antes del “ebbó oshumeta”, debe vestir siempre camisas mangas largas si es hombre y faldas largas para la mujer. La ropa no podrá estar sucia ni rota. Mujeres y hombres tienen prohibido usar chanclas y otros calzados abiertos en la calle. Las primeras no pueden vestir escotes ni ropa muy ajustada, mucho menos licras. Los varones no pueden usar shorts (pantalones cortos) y deben llevar camiseta bajo la camisa o el pullover (camiseta de manga corta). Esta última prenda pueden vestirla solo después de los 3 meses. Ambos están obligados a usar un juego completo de ropa interior.

El iyawó debe comer en el suelo, sentado sobre una estera especial, durante los 3 meses mencionados. No podrá comer de pie y siempre lo hará con el mismo plato, vaso y cuchara de peltre que se le consagraron en la ceremonia de coronación. No usará ni cuchillo ni tenedor en todo el año.

La religión yoruba ve a los iyawó como niños a los que hay que cuidar y proteger, por lo cual serán muy queridos por sus mayores. Es común que se le hagan regalos y le den muchos consejos.

El Iyawó es mimado y balbuceado por los santeros con los que entran en contacto. También son vigilados con mucho cuidado, ya que los Iyawó deben ser protegidos a toda costa y no se les debe permitir violar sus tabúes sagrados. Los forasteros y aquellos que no han sido iniciados a menudo parecen un poco confundidos por ellos, ya que están pensando en los Iyawó como una persona en algún tipo de limbo entre ser una “persona normal” y ser un personaje santero y no el personaje sagrado que realmente son.

Aun así, un Iyawó no asistirá a ceremonias religiosas hasta no haber cumplido el año de depuración y no visitará solo los templos o casas de otros religiosos.

 

 

Fuente: Agencias

[email protected]

GCH