• Biden traslada su apoyo a su hijo Hunter mientras “continúa reconstruyendo su vida”

Redacción/CAMBIO 22

Hunter Biden, hijo del presidente estadounidense Joe Biden, ha pactado con la Fiscalía declararse culpable de varios delitos federales para poner fin a unas acusaciones que incluyen desde supuestas irregularidades fiscales a un cargo relativo a posesión de armas, según documentos judiciales conocidos este martes.

En virtud de este acuerdo, el hijo de Biden, de 52 años, admitirá errores en la declaración de ingresos relativos a los ejercicios de 2017 y 2018. La Fiscalía de Delaware aceptará a cambio que pueda quedar en libertad vigilada, lo que evitará una hipotética entrada en prisión.

Además, este pacto contempla una resolución alternativa para otro delito relativo a la posesión ilegal de armas de fuego, según la cual la acusación queda archivada si Hunter Biden acepta una serie de condiciones reclamadas por la Fiscalía. En este caso, se cuestionaba que pudiese tener un arma pese a que era un adicto a las drogas.

Si el juez avala el acuerdo, suscrito en una de sus partes por el fiscal David Weiss, nombrado por el expresidente Donald Trump en 2018, será el final del frente judicial abierto hace cinco años contra Hunter Biden, utilizado desde las filas republicanas como arma arrojadiza contra el actual inquilino de la Casa Blanca. Tanto Trump como Biden quieren reeditar en 2024 el cara a cara electoral de 2020.

El abogado de Hunter Biden, Chris Clark, ha defendido en un comunicado que “la investigación iniciada hace cinco años está resuelta” con el documento conocido ahora. “Hunter cree que es importante asumir la responsabilidad por los errores que cometió durante un periodo agitado y de adicciones en su vida. Quiere seguir con su recuperación y pasar página”, ha señalado, según NBC News.

UNA FIGURA POLÉMICA

Hunter Biden es el único hijo del primer matrimonio del presidente que sigue con vida. Una hermana pequeña falleció a los 13 meses en un accidente de tráfico en el que también pereció la entonces mujer de Joe Biden y que causó heridas al propio Hunter y a otro hermano, Beau, fallecido en 2015 por un cáncer cerebral. Biden tiene también otra hija fruto de su segundo matrimonio con Jill Biden, Ashley.

La actividad empresarial de Hunter Biden, curtido en consultoras y grupos de presión, ha sido motivo recurrente de críticas, especialmente por sus relaciones con firmas extranjeras y a raíz del ascenso de su padre. Su nombre también protagonizó el primer juicio político presentado contra Trump, al que se acusó de intentar presionar a Ucrania para que presuntamente investigara supuestas irregularidades.

APOYO DE JOE Y JILL BIDEN

Tras conocerse la noticia, el portavoz de la Casa Blanca para supervisión e investigaciones, Ian Sams, ha emitido un breve comunicado en el que asegura que tanto el presidente Biden como su esposa Jill trasladan su apoyo a Hunter Biden.

“El presidente y la primera dama aman a su hijo y lo apoyan mientras continúa reconstruyendo su vida. No haremos más comentarios”, ha manifestado Sams en un escueto comunicado recogido por la cadena estadounidense CNN.

 

Fuente Europa Press
[email protected]

RHM