abril 20, 2024 21:53

16.67

Renán Castro Madera, Director General

Renán Castro Madera, Director General

abril 20, 2024 21:53

  • La mayoría del Cabildo le retira la representación legal del Ayuntamiento a la sindica municipal Piña Gutiérrez, por conflicto de intereses.

 

  • En su defensa, la servidora pública argumenta que se trata de un caso de violencia política en razón de género.

 

  • El diputado Montenegro Aguilar interviene, pero como es su costumbre solo para atraer reflectores y mostrar su ignorancia del Derecho.

 

Graciela Machuca Martínez/CAMBIO 22

*También está en juego los intereses, la herencia política y el caos administrativo del expresidente municipal Alexander Zetina Aguiluz.Al presidente municipal de Bacalar, José Alfredo “Chepe” Contreras Méndez se le está haciendo “bolas el engrudo” en su administración al querer repetir las mismas conductas autoritarias y caciquiles que lo caracterizaron durante su anterior administración, pero como los tiempos sociales y políticos han cambiado también “le salió el tiro por la culata”, ya que los acuerdos que hizo para quedarse con la presidencia municipal no le dan para poder gobernar con autonomía, pues los grupos que le dieron su apoyo, desde luego que lo tienen “controlado” y él, en su afán de liberarse de ese yugo, está dispuesto a violentar la ley, aunque ello implique “llevarse entre las patas” al Ayuntamiento.

El actual gobierno de Bacalar funciona con muchas piezas que le dejó su antecesor Alexander Zetina Aguiluz, con quien Contreras Méndez pactó acuerdos que al final de cuentas fue como “venderle su alma al diablo”, desde luego siempre en perjuicio del pueblo de Bacalar, porque de antemano, los negocios de ambos personajes están asegurados, a quienes los une su falta de identidad partidista e ideológica, así como sus intereses económicos.

Alexander Zetina Aguiluz.

La herencia de Zetina Aguiluz (2018-2021) a la nueva administración municipal (2021-2024) es un desorden en el ejercicio presupuestal, así como en la elaboración de procedimientos administrativos, juicios laborales, el caos administrativo se ve por todos lados, pero el actual cabildo, dejó pasar el tiempo legal que tenía para investigar a fondo las irregularidades administrativas, con la finalidad de cuidarle las espaldas al gobierno anterior.

Pero ahora que ya le pesan los compromisos políticos adquiridos durante la campaña intenta tomar las riendas del gobierno, pero se da cuenta que ni tiene la capacidad técnica, a pesar de su experiencia en el Ayuntamiento, ni sus aliados están dispuestos a dejarlo que haga su voluntad, porque en su momento aceptó acuerdos para ser presidente municipal, y los demás grupos políticos se repartieron el resto del cabildo y los principales puestos de la burocracia municipal.

Con una interpretación jurídica, parcialmente motivada, con siete de los nueve votos del Cabildo, le retiró a la sindica municipal, Juana Vannesa Piña Gutiérrez, la representación legal del ayuntamiento, bajo el argumento que se ha negado sistemáticamente a firmar documentos en perjuicio de la institución que representa.

Durante la sesión extraordinaria del Cabildo de Bacalar, llevada a cabo este 11 de julio, le dieron “cabildazo” a la síndica, porque dice el edil que rechazó firmar un expediente que permitiera a la Dirección Jurídica tener la representación legal del Ayuntamiento de Bacalar en dos juicios laborales que, de no contestarse en tiempo y forma, llevaría a la autoridad municipal a pagar más de 200 mil pesos a la parte afectada.

También, aduce, el munícipe, que la sindica se negó a firmar la contestación a diversas observaciones realizadas por auditorías externas, lo cual generaría un daño patrimonial por concepto de multas al Ayuntamiento, así mismo se ha negado a firmar la cuenta pública del último trimestre de 2021 y del primer trimestre de 2022, lo que representa un atraso en los trámites que se tienen que realizar ante el Congreso del Estado para seguir recibiendo las ministraciones presupuestales.

Se le acusa a la servidora pública de violentar el Artículo 66 del Reglamento Interior de los Municipios de Quintana Roo y el tercero de la Ley General de Responsabilidades Administrativas, por lo que por mayoría, el Cabildo decidió retirarle las facultades de representante legal del Ayuntamiento, de acuerdo a como lo prevé la ley, pero esta facultad como sindica solo se le puede retirar por tiempo determinado y en asuntos específicos en lo que tenga algún conflicto de intereses por los que deba excusarse, la representación legal no se le puede quitar para todos los asuntos ni de manera indeterminada, solo el Congreso podría retirarle sus facultades.

DIPUTADO MONTENEGRO AGUILAR REVICTIMIZA A PIÑA GUTIÉRREZ

Ante la queja que llevó el presidente municipal al Congreso, en contra de la sindica, el presidente de la Comisión de Asuntos Municipales, el diputado Julio Efrén Montenegro Aguilar, de manera irregular y sin respetar la presunción de inocencia y mucho menos darle la oportunidad a la sindica que confrontara los argumentos del Cabildo, la citó a comparecer este 13 de julio para que exponga las razones que la han llevado a negarse a firmar documentos que solo ella lo puede hacer, por la investidura que tenía como representante legal.

Diputado Julio Montenegro Aguilar.

A Montenegro Aguilar se le cuestionan muchos aspectos de su intervención en este caso, desde que citó a la sindica en Cancún y no en Chetumal, hasta que filtró el citatorio a algunos medios de comunicación, con la única intención de atraer los reflectores, luego de sus desatinadas propuestas.En el referido documento, argumenta la comparecencia a la sindica:

“por estar siendo a omisa en atender los términos de emplazamiento que se ejercen en contra de la autoridad municipal, y por consecuencia los términos de ley se han vencido en decremento del órgano municipal para que pueda defenderse en tiempo y forma. Y que por tal omisión está ocasionando un decremento a la hacienda municipal”, estas afirmaciones vulneran todo tipo de derechos de la servidora pública y denota que este “legislador” desconoce los procedimientos administrativos para atender este tipo de casos e ignora los principios generales del Derecho.

Con esta intervención revictimiza a Piña Gutiérrez y proporciona más elementos para configurar la violencia política en razón de género.

síndico municipal, Juana Vanessa Piña Gutiérrez.

A Julio Efrén ya le gustó aparecer en la prensa nacional y no precisamente por su habilidad política, sino por su ignorancia supina y falta de sentido común, ya que el pasado seis de junio pasó por las páginas de diversos medios de comunicación, por su atolondrada idea de enviar una iniciativa al Congreso del Estado, para solicitar que se inscribiera con letras de oro en el muro de honor del Congreso, el nombre de Mara Lezama Espinoza, gobernadora electa, circunstancia que en lugar de ayudarla le afectó en su imagen.

Pero, además, se despachó con la cuchara grande al equiparar a Lezama con la científica y dos veces premio Nobel, Marie Curie; asimismo, con la precursora del feminismo, Simone de Beauvoir; una verdadera vergüenza para Quintana Roo.Lo positivo de esta situación es que en unas semanas más este personaje dejará de ser diputado, pero con sus actitudes serviles y de bufón, pretende seguir viviendo del presupuesto.

PIÑA GUTIÉRREZ CONSIDERA QUE SE TRATA DE VIOLENCIA POLÍTICA EN RAZÓN DE GÉNERO, POR APOYAR A UNA TRABAJADORA VICTIMA DE ACOSO SEXUAL Y LABORAL

Por su parte, Piña Gutiérrez sostiene que todo este asunto lo reduce a violencia política de género, de la cual ha sido víctima desde que arribó a su actual puesto en el Ayuntamiento. Entre otras causas que considera la razón de su linchamiento político es porque está apoyando a una trabajadora municipal que fue víctima de acoso sexual y laboral por parte Arturo Calderón Gómez, asesor del presidente municipal, a quien ninguna instancia del Ayuntamiento le inició alguna investigación, a pesar de que la víctima denunció los hechos.

La trabajadora que ha sido objeto de acoso ha declarado que fue en el mingitorio del Palacio Municipal en donde se produjo el primer ataque en su contra en noviembre pasado, pues mientras limpiaba los baños el sujeto insistió “que se acerque a él, porque le iba a enseñar algo”.Al negarse, la jaló del brazo «mientras se tocaba su miembro sobre el pantalón, tratando de obligarme a que se lo tocara», narró en su momento la ofendida. Y agregó:

“Nadie se me ha acercado para pedir ampliar mi declaración y solicitarme el nombre de mis testigos, mucho menos ofrecer apoyo psicológico por la agresión que sufrí”.

La víctima presentó una queja ante la Contraloría Municipal y su denuncia formal en la Fiscalía General del Estado, pero la impunidad ha beneficiado al presuntos agresor, quien se ha encargado que también se le hostigue laboralmente.Piña Gutiérrez se desempeñó como secretaria particular del expresidente municipal Alexander Zetina Aguiluz, en ese periodo protagonizó un escandalo al ser señalada de haber dado la orden, que dos ancianos que llegaron en chanclas a solicitar audiencia con el munícipe, se las quitaran para poder ingresar al palacio municipal y descalzos los tuvo esperando por una hora.

Esto motivo que la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo iniciara un expediente por discriminación en contra del Ayuntamiento de Bacalar.El machismo, el patriarcado y autoritarismo que caracteriza la personalidad del actual presidente municipal de Bacalar, son motivos suficientes para quitarse del camino a la actual sindica municipal, quien decidió no sumarse, sin cuestionar, a sus decisiones de gobierno.

Las razones jurídicas o políticas que lleven a la destitución de Piña Gutiérrez de sus funciones al interior del Ayuntamiento, es lo de menos, porque el presidente municipal sin tener facultades legales ya decidió hacerla a un lado para tener el campo libre y seguir haciendo negocios con el gobierno municipal, aunque ello implique romper pactos políticos.

En enero pasado a Piña Gutiérrez se le retiró el personal que estaba a su cargo, por lo que ahora pide que se le asignen una persona abogada y otra contadora para que la asesoren y revisen los documentos que debe firmar, pero hasta el momento se le niega ese apoyo técnico.

Pero, además, le restringieron invitaciones a giras, visitas y todo tipo de actividades públicas en las que tendría que participar por su investidura como sindica municipal, ello la motivó a presentar una queja en la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo (Cdheqroo) por violencia política en razón de género.

Piña Gutiérrez, aún como sindica municipal, acudirá el próximo 13 de julio a comparecer ante el presidente de la Comisión de Asuntos Municipales de la XVI Legislatura, instancia en la tiene el derecho de alegar lo que a sus intereses convenga.

Posteriormente, tendría a su disposición una serie de recursos legales, que, hasta no resolverse en definitiva, estarían inmovilizando el quehacer gubernamental, solo porque al presidente municipal se le ocurrió dar por terminado sus pactos y quitarse del camino a una servidora pública.

 

[email protected]

GCH

¡Únete a nuestras comunidades del Diario CAMBIO 22 en WhatsApp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com