Redacción/CAMBIO 22

El estado de Massachusetts presentó un proyecto de Ley para permitir que las personas que se encuentran en prisión donen sus órganos o médula ósea para reducir sus sentencias de hasta un año, algo que ha desatado dudas éticas.

La iniciativa de Massachusetts prohíbe que los centros penitenciarios reciban pagos por la donación de órganos de los presos. Además, se plantea que un comité decida quién es elegible para ese proceso, así como la cantidad de médula ósea y órganos que pueden donarse para conseguir una reducción de sentencia.

De acuerdo con The Associated Press, el proyecto de Ley, el cual enfrenta una dura batalla en la Cámara de Representantes del estado, podría entrar en conflicto con la Ley federal, la cual prohíbe la compra o venta de órganos humanos o intercambiarlos por una “contraprestación valiosa”.

El periodista Steve LeBlanc añade en su texto, publicado en la agencia estadounidense, que dicha propuesta también plantea interrogantes sobre cómo las prisiones podrían cuidar adecuadamente la salud de los reclusos que pasan por el quirófano para donar órganos.

La organización Familias Contra las Penas Mínimas Obligatorias (FAMM, por sus siglas en inglés) advirtió sobre el problema que representa el proyecto, ya que, dijo, “habla de una cultura de deshumanización de las personas que se encuentran en prisión”.

“MASSACHUSETTS PRÁCTICAMENTE LE HA DICHO A LA GENTE EN PRISIÓN QUE SU LIBERTAD ES LITERALMENTE LA SUMA DE SUS PARTES. LA LEY PROPUESTA IMPLICA QUE LAS PERSONAS EN PRISIÓN SOLO MERECEN LA LIBERTAD SI ESTÁN DISPUESTAS A ENTREGAR PARTES DE SÍ MISMAS, QUE SE HA HECHO JUSTICIA SI ENTREGAN SUS ÓRGANOS O SU MÉDULA”, SEÑALÓ LA FAMM.

Por ello, la organización con sede en Washington espera que Massachusetts reconsidere seriamente esta legislación y se tome un tiempo para pensar la propuesta, la cual calificó como un proyecto sacado de una novela distópica.

 

 

Fuente La Lista

[email protected]

IAA

WhatsApp Telegram
Telegram
Diario Cambio 22 - Península Libre