► Las fuerzas armadas, en una clara demostración de preparación y eficiencia

 

Ricardo Jesús Rivas/CAMBIO 22

CHETUMAL, 15 de junio. – Ante la creciente emergencia por las fuertes lluvias en la región sur del estado de Quintana Roo, la Secretaría de la Defensa Nacional activó el Plan DN-III-E en su fase de Auxilio. Este despliegue estratégico es una muestra palpable del compromiso del Ejército Mexicano con la seguridad y bienestar de la población afectada, especialmente en los municipios de Othón P. Blanco y Bacalar, donde las inundaciones han causado estragos considerables.

Las fuerzas armadas, en una clara demostración de preparación y eficiencia, están llevando a cabo operaciones de desazolve y despeje de caminos, facilitando así el tránsito en áreas críticamente afectadas. Además, el personal militar realiza revisiones exhaustivas de ríos y evalúa las áreas de riesgo, buscando prevenir situaciones que podrían agravar aún más las condiciones en las zonas ya vulnerables.

En lo que respecta a la temporada de ciclones 2024, el Ejército y la Fuerza Aérea Mexicanos se han equipado adecuadamente con personal altamente capacitado, vehículos y herramientas esenciales para ofrecer no solo asistencia inmediata, sino también para asegurar la protección integral de los ciudadanos. El Plan DN-III-E, estructurado en fases de prevención, auxilio y recuperación, es un reflejo de una planificación meticulosa y una capacidad de respuesta rápida ante desastres naturales.

 

[email protected]

JFCB

WhatsApp Telegram
Telegram


Diario Cambio 22 - Península Libre