**Cinco personas candidatas a la gubernatura de Quintana Roo, con sus constancias de registro en las manos, listas para la campaña electoral rumbo a los comicios del 5 de junio próximo

 

Graciela Machuca Martínez/CAMBIO 22

Lo que está sucediendo en el proceso electoral 2022 en Quintana Roo es materia prima para todo un tratado de teoría política, porque se están aplicando al pie de la letra los principios diseñados por los clásicos de la ciencia política y llevados a la práctica por la clase política mexicana desde los inicios del México postrevolucionario. Hoy en día se utiliza la misma forma de hacer política.

Caciques políticos y líderes naturales se mueven como pez en el agua tratando de incidir en las campañas al gobierno del estado, así como en la integración de la próxima legislatura.

Al menos, la presencia de gobernadores es evidente. Félix González está más vivo que nunca en el proselitismo a favor de Laura Fernández Piña; Joaquín Hendrix trabaja incesantemente en fortalecer la campaña de su hija Leslie, quien va por el PRI, hace esfuerzos extraordinarios porque los cuadros que se han mantenido leales a ese partido rechacen las ofertas de las dos coaliciones que tiene al frente.

Mario Villanueva Madrid, gobernador de Quintana Roo en el periodo 1993-1999, da la pauta en este proceso, por diversas circunstancias, tanto por su condición jurídica al purgar una condena con prisión domiciliaria, así como su liderazgo dentro de diversas corrientes políticas de la entidad y los buenos oficios que tiene que seguir haciendo con el gobierno de la 4T para lograr ser beneficiado con el indulto u otra solución jurídica que depende de la Presidencia de la República y de quienes tienen capacidad de cabildeo a nivel judicial.

La política es negociación, ceder, pactar, intercambiar, volver a negociar, siempre en busca de la protección de intereses personales o de grupo y la decisión de una sola persona en el momento indicado es capaz de mover los escenarios de otras personas, a pesar de que no hayan movido un dedo para cambiar el estado de cosas.

Mario Villanueva Madrid, a quien muchos lo han subestimado, por su situación jurídica y estado de salud, dio un golpe de timón por lo menos para las tres candidaturas al gobierno del estado que se encuentran mejor posicionadas, tanto para bien como para mal.

Rafael Marín Mollinedo era el candidato idóneo para el gobierno de Quintana Roo para Mario Villanueva, al considerar que representaba fielmente los postulados de la 4T, en contrapartida cuestionó severamente a la entonces precandidata Mara Lezama, al considerarla que representaba estrictamente los intereses oscuros del Partido Verde Ecologista de México.

En una de sus publicaciones en Facebook y en varias entrevistas de prensa Villanueva Madrid fue muy claro en señalar que Mara Lezama no era garantía para consolidar el proyecto de Andrés Manuel López Obrador:
“Mara no responde a los principios de la 4T, ni de Morena ni del presidente López Obrador, sino a los intereses de Jorge Emilio González, dirigente del Partido Verde, a los del gobernador Carlos Joaquín, y del exgobernador Félix González Canto. MARA, seria sin duda la marioneta que entregaría el Estado al partido verde, y la continuidad del gobierno estatal actual y de los dos anteriores”.

Además, sostuvo que es de “dominio público, que desde el año pasado se han presentado denuncias penales ante la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la secretaria de Hacienda y Crédito Público, la SEIDO y la Fiscalía anticorrupción de la Fiscalía General de la República, en contra de ella, por diversos delitos y actos de corrupción que no han sido desmentidos”.

Su habilidad política, su experiencia y liderazgo moral para muchos grupos políticos, así como las razones que tiene para condescender con MORENA lo llevaron a sumarse a la campaña de Mara Lezama, pero a través de uno de los proyectos que tiene el Partido Verde Ecologista de México en el Sur de Quintana Roo.

El capital moral y político que acompaña a Mario Villanueva lo puso al servicio del proyecto del Verde, organismo que busca construir su propia estructura partidista con miras a conservar su registro como partido político en la entidad, pero, además, para tener mayor capital político y negociar con MORENA en mejores circunstancias.

El proyecto personal de Mario Villanueva se cruzó con el del PVEM en un momento propicio para ambos, aunque las razones sean divergentes, pero Villanueva Madrid, como un político de carrera supo dar el golpe en el momento indicado.

Desde luego que su decisión trajo que se dividieran las opiniones entre sus seguidores, porque un sector considera que el proyecto de Mara Lezama no es el apropiado para el desarrollo de Quintana Roo, pero hay muchas otras voces que coinciden que era el momento de sumarse al proyecto de Andrés Manuel López Obrador y beneficiar a Mara Lezama, pero marcando la sana distancia.

Sin duda, esta decisión suma puntos a Mara Lezama, quien contó con las personas idóneas para operar el apoyo del exgobernador. Al quedar fuera de la contienda Rafael Marín Mollinedo, Mario Villanueva, tuvo varias semanas para reflexionar la manera dar su apoyo a MORENA, en ese periodo la soberbia de otras personas candidatos no les permitió tender puentes de comunicación.

Quienes participan en esta contienda saben muy bien que nunca ha estado de más escuchar la opinión de Mario Villanueva, ha sido un referente de consulta para hacer política en Quintana Roo.

El 23 de septiembre de 2020 se dio a conocer que Carlos Mario Villanueva Tenorio, hijo del exgobernador renunció al Partido Encuentro Social (PES) para sumarse al PVEM y ser nombrado delegado en la Zona Sur de Quintana Roo. Desde luego que el trabajo que haya hecho Villanueva Tenorio en esa parte de la entidad se sumará al capital político que por si solo tiene su padre.

El pasado fin de semana Mario Villanueva Madrid reunió a unos 30 periodistas con un grupo de delegados del PVEM que trabajarán en la Zona Sur de Quintana Roo, no solo para los comicios del próximo 5 de junio, sino para dejar fortalecida la estructura partidista electoral.

Este trabajo para crear nueva estructura partidista y fortalecer la ya existente en la Zona Sur de Quintana Roo será uno de los principales aportes que Villanueva Madrid le aporte al PVEM y de manera indirecta al proyecto de Andrés Manuel López Obrador, quien le ha confiado a Mara Lezama el futuro de la entidad, así como la terminación en orden de sus proyectos como es la construcción del Tren Maya y el Aeropuerto Internacional de Tulum.

A todas luces, el efecto Mario Villanueva Madrid se verá reflejado en los resultados del próximo domingo cinco de junio a favor de Mara Lezama y en perjuicio de Laura Fernández Piña, de la coalición PRD, PAN y Confianza por Quintana Roo y del doctor José Luis Pech, morenista, pero candidato del Partido Movimiento Ciudadano.

Una sola decisión, sumarse indirectamente a la candidatura de Mara Lezama, ha permitido demostrar que para donde se mueve Mario Villanueva hacer ruido. Su situación jurídica solo está en manos del presidente de la República y por lo tanto, la beneficiaria será la candidata a gobernadora de Quintana Roo por la Coalición Juntos Haremos Historia.

Mario Villanueva Madrid supo posicionar su apoyo a la 4T al hacerlo público en la víspera de que el órgano electoral entregara las constancias de registro a las cinco personas candidatas al gobierno de la entidad.

PERSONAS CANDIDATAS A LA GUBERNATURA OBTIENEN DEL INSTITUTO ELECTORAL DE QUINTANA ROO SU CONSTANCIA DE REGISTRO

El Consejo General del Instituto Electoral de Quintana Roo (IEQROO), en Sesión Extraordinaria aprobó los registros y entrega de constancias de las y los ciudadanos Josué Nivardo Mena Villanueva (MAS); Laura Lynn Fernández Piña de la Coalición “Va por Quintana Roo”; Leslie Angelina Hendricks Rubio (PRI); María Elena Hermelinda Lezama Espinosa de la Coalición “Juntos Hacemos Historia en Quintana Roo”; y José Luis Pech Várguez (MC) para contender a la gubernatura en la jornada electoral a celebrarse el 5 de junio en el Proceso Electoral Local 2021-2022.

El Consejo General determinó que las y los ciudadanos en mención postulados por Movimiento Auténtico Social (MAS); la Coalición “Va por Quintana Roo” (PAN, PRD y Confianza por Quintana Roo); Partido Revolucionario Institucional (PRI); la Coalición “Juntos Hacemos Historia en Quintana Roo” (PT, PVEM, MORENA y Fuerza por México Quintana Roo) y Movimiento Ciudadano (MC), cumplieron con los requisitos de elegibilidad.

Tres mujeres y dos hombres buscarán la gubernatura el próximo domingo 5 de junio, y de acuerdo con el Calendario Integral, la campaña electoral para gobernador iniciará el día 3 de abril y concluirá el próximo martes 1 de junio.

 

[email protected]

RHM

WhatsApp Telegram
Telegram
Diario Cambio 22 - Península Libre