Redacción/CAMBIO 22

Ya es oficial. Sergio Busquets vive sus últimos días como jugador del Fútbol Club Barcelona. El centrocampista, que acaba contrato este año, lleva toda la temporada dándole vueltas al asunto.

Tenía sobre la mesa la propuesta de renovación del club y el conocimiento de primera mano de que su entrenador y amigo, Xavi Hernández, contaba con él. Pero no ha sido suficiente.

Tal y como adelantó MARCA en exclusiva ayer, a sus 34 años (cumple 35 en julio), el centrocampista catalán ha decidido que ya es hora de un cambio de aires. Todavía no ha dado a conocer dónde jugará la próxima temporada. Porque, eso sí está claro, Busquets no cuelga las botas.

El medio valora diferentes propuestas. Hace tiempo que le llaman los cantos de sirena de la MLS, de la que él mismo reconoció el verano pasado ser un seguidor. También suenan ofertas de Arabia. Incluso de una posible reunión con Leo Messi en un nuevo equipo pero ahora mismo es pura especulación.

Lo que está claro es que los de las próximas semanas serán los últimos encuentros de Busquets con la camiseta azulgrana. El domingo disputará su último derbi y, si no pasa nada extraño, terminará su carrera en el Barça levantando el título de Liga, el noveno en su carrera.

15 años después de que Guardiola lo subiera desde el filial, que militaba en Segunda B, al primer equipo, el Pulpo de Badía decide poner fin a su singladura como azulgrana.

El centrocampista comunicó su decisión, adelantada por MARCA ayer, mediante un vídeo publicado por el Barça en sus canales oficiales. En él, da las gracias a los culés por todo lo vivido como jugador.

“Hola culés. Ha llegado el momento de anunciar que esta será mi última temporada en el Barça. Ha sido un camino inolvidable. Desde pequeño, cuando venía a ver los partidos o los veía por la tele, siempre soñaba con poder jugar con esta camiseta y en este estadio. Pero la realidad ha superado todo lo que pude soñar. Quien me iba a decir cuando vine como juvenil que podría vivir 15 temporadas en el mejor club del mundo, el club de mi vida y del que he sido, soy y seré aficionado, socio, jugador, capitán y poder superar los 700 partidos. Ha sido un honor, un sueño, un orgullo. Lo ha sido todo defender poder defender y representar este escudo durante tantos años, pero todo tiene un inicio y un final. Aunque no ha sido una decisión fácil creo que ha llegado el momento. Quiero dar las gracias a todas las personas que han hecho posible vivir todo esto desde el primer día hasta el último. Trabajadores del club, fisioterapeutas, doctores, utilleros, delegados, comunicación, directivos, presidentes, entrenadores, staff, analistas, preparadores físicos y sobre todo a mis compañeros, con los que he compartido miles de horas de convivencia, bromas, charlas, entrenamientos, partidos, tristezas, celebraciones… Todo. Gracias. También quiero agradecer a los socios y aficionados de todo el mundo, que me han dado su apoyo y su cariño durante todo este tiempo. Y como no a mi familia, que siempre ha estado a mi lado en los momentos buenos y en los no tan buenos. Haciendo este camino especial y sacrificando cosas para acompañarme y verme feliz. Muchas gracias por todo y nos vemos pronto en los últimos partidos. Ser del Barça es lo mejor que hay”.

 

 

Fuente: Marcá

redaccionqroo@diariocambio22.mx

MRM