Redacción/ CAMBIO 22

CHETUMAL, 14 de julio. – Un taxista fue ejecutado a unos metros de la fiscalía general del Estado en Chetumal. Hombres armados con rifles de asalto supuestamente lo ultimaron. Algunas versiones señalan que fue luego de un percance vehicular, sin embargo, las autoridades no han emitido información alguna.

Esta noche sujetos armados supuestamente a bordo de una camioneta Toyota Hilux de color blanco y un Volkswagen Beetle negro donde abordo iban varios masculinos con chalecos balísticos que portaban armas largas tipo AK47 y armas cortas le dispararon en varias ocasiones el conductor del taxi marcado con el número 582.

Sus compañeros alegaban que, el taxista les había informado que luego de un problema vial, el comenzó a darle persecución a la camioneta, y que supuestamente lo atacaron por eso. Sin embargo, los datos anteriormente aportados por personas que dijeron estar en el sitio durante la agresión hacen recordar la forma de operar de integrantes de la delincuencia organizada.

Luego de no intervenir durante la agresión armada, policías ministeriales acordonaron la zona, hasta en 150 metros a la redonda para evitar según ellos las fotografías que evidenciaran la violencia que continúa flagelando a los ciudadanos del sur del Quintana Roo.

A pesar del cambio de titular, la FGE continúa con su accionar, tratando de ocultar los hechos, en lugar de resolver los crímenes que aquejan todos los días a los habitantes de la entidad.

Paramédicos de la Unidad de Respuesta a Emergencias Médicas (UREM), arribaron al sitio, pero conformaron que ya nada se podía hacer, pues la víctima ya no contaba con signos vitales. Peritos de la FGE procesaron el sitio y retiraron el carro tipo taxi de la marca Nissan tipo March, marcado con el número 582.

[email protected]

RHM