Laura Beytia/CAMBIO 22

CHETUMAL, 17 de marzo.- A raíz de un convenio de colaboración que existe entre el Instituto Tecnológico de Chetumal (ITCH) y la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA), alumnos egresados de la carrera de Ingeniería Civil, elaboraron un estudio que permitirá medir no sólo la efectividad de administración del agua potable, sino también facilitará calcular la pérdida del vital líquido en varios sectores de la capital del estado.

El estudio denominado “Recuperación de pérdidas de agua sector Aeropuerto – Insurgentes de Chetumal” fue realizado por Edwin Emir García Catalán, Manuel de Jesús Alonzo Be, Germain Israel Gapi Rodríguez, Enrique Viveros Raya y William Alberto Poot Núñez, que especifica que la CAPA tiene las bases necesarias para poder medir la efectividad de su operación en la ciudad.

Además de que pudieron establecer que la pérdida anual del líquido, es igual a la cantidad que se emplea para llenar cinco albercas olímpicas y son varios los factores que influyen en ese proceso y que van desde la caducidad de la vida útil de la red, tubería y medidores, hasta el desperdicio de los usuarios y el tiempo que se tarda el organismo operador en identificar las fugas, a pesar de que la CAPA cuenta ya con un modelo para calcular las pérdidas del vital líquido.

Esta indagación, ha arrojado un modelo que puede ser aplicado en otro municipio o en otros sectores de Chetumal, ya que los factores que lo componen permiten establecer la recaudación por el cobro del servicio contra lo que se bombea, a través de una aplicación práctica, ya que las estimaciones recientes, indican que al menos en Othón P. Blanco se tiene una pérdida de agua de 140 pipas por día, aunque luego de varios cambios en infraestructura y la colocación de medidores pasó a 20 pipas, lo que en recursos económicos representa un aproximado a 100 mil pesos de recuperación.

Este jueves al llevarse el acto para la entrega de este dictamen a la CAPA, el director del Instituto Tecnológico de Chetumal Mario González Robles felicitó a los alumnos egresados por este proyecto que les da prácticamente el pase directo a la obtención de su título profesional y al que se refirió como la confirmación de la vinculación con la sociedad de Quintana Roo y valida la calidad de la educación que se imparte en las aulas, manteniendo siempre las puertas abiertas a nuevas propuestas de investigación.

Agregó que este estudio se culminó a tiempo para la celebración del Día Mundial del Agua y que en años anteriores, otros alumnos de esa institución han elaborado de igual manera, diversos proyectos de análisis e investigación con la CAPA, que se han aplicado en la zona limítrofe con Campeche y en el municipio de José María Morelos con éxito.

Por parte de la CAPA, estuvo presente Irma Reyes Mancera quien es la responsable del organismo en Othón P. Blanco y quien destacó la relevancia de este proyecto que estriba en la posibilidad de medir la efectividad de la administración del recurso vital desde la prevención para evitar desperdicio, así como programar inversiones para reemplazar infraestructura y los mecanismos para optimizar la recaudación, lo que dijo, redundará en un mejor servicio a los usuarios.

 

[email protected]

RHM