abril 21, 2024 09:11

16.67

Renán Castro Madera, Director General

Renán Castro Madera, Director General

abril 21, 2024 09:11

 

  • Desde hace años sólo se habla de las polémicas del actor californiano. Ahora busca pasar página en el país vecino, descarta de momento volver a la interpretación pero ya prepara un nuevo disco

 

Redacción/CAMBIO 22

Una botarga alienígena de piel azul y traje rojo bautizada Bebé Alien es eliminada del programa Quién es la máscara y, como el nombre lo indica, el perdedor debe revelar su identidad. Para sorpresa de todos, es Drake Bell (California, 37 años) el enorme bebé alien. “¿Qué? ¿¡QUÉ?!” grita Juanpa Zurita, dando voz a todos, estupefactos. Unas semanas después, el actor vuelve a aparecer en la televisión mexicana, ahora en Venga la alegría. Con el mismo énfasis resurge la exclamación de Zurita; esta vez en la mente de todos. “¿¡Qué!? ¿Qué hace Drake Bell en México?”. Evento que provocó que el viral titular “Drake Bell, nuevo presentador de TV Azteca” se compartiera en todos los medios.

Desde hace años sólo se habla de las polémicas del californiano. Conducción bajo la influencia del alcohol, violencia doméstica, abuso sexual a una menor de edad, reportado como desaparecido, su divorcio. Esto orilló a la estrella de Nickelodeon, una de las cadenas televisivas más importantes en Estados Unidos, a evitar el ojo público, dar entrevistas o abrirse a los medios. Ahora, Bell accede a hablar en exclusiva sobre sus proyectos y aclarar qué está haciendo en México.

La cita fue en las oficinas de Cosmos Producciones en Lomas Verdes, Estado de México. El inmueble parece inspirado en el funcionalismo de Mario Pani. El cuarto piso es el centro creativo en el que Bell trabaja su nuevo disco Non stop flight. “Aún no tenemos fecha de publicación. Queremos sacarlo a mediados del año”, platica. Going away, el único sencillo en plataformas que pertenece al nuevo álbum, es una declaración obvia de querer escapar y huir de todo. El sitio web en su red social X enlaza a una página rota, ¿es parte de la campaña para promocionar el sencillo –que se puede traducir a ‘huyendo de aquí’–? “No realmente. Lo tengo que arreglar pero continúo olvidándolo”. No todas las decisiones que se toman, aunque encajen a la perfección en la narrativa que el artista promueve, parece que se toman a conciencia o son una estrategia de marketing. “Algunas veces son fruto de la casualidad”, algunas otras sólo son chistes. Como cuando Drake decidió cambiar su nombre a Drake Campana en sus redes. “Lo de Campana se me ocurrió mientras iba en un vuelo y me pareció algo gracioso. Fue sólo una broma. Hubo titulares por todos lados de ‘se ha cambiado el nombre y se ha… no, no lo hice. Era un chiste”.

Otra “casualidad” que encajaba en la controversia reciente de la chica que denunció a Bell por hostigamiento y mensajes inapropiados, e incluso abuso, cuando ella era menor de edad. El artista reconoció parte de las acusaciones, menos el abuso. Un juez estadounidense tumbó finalmente el caso por falta de pruebas.

Drake lleva gorra, lentes oscuros, jeans de mezclilla y sudadera. Su mirada es fácil de malinterpretar por cansancio, pero es algo más parecido a la desidia. Su vida privada ha sido carne de cañón para los medios de comunicación. Sonríe un poco al pensar en si es un buen momento mudarse a la Ciudad de México aprovechando la reciente ola de los nómadas digitales. Es el único instante de la entrevista que sonríe de alegría. “Eso sería muy cool. Me encanta estar aquí”. En julio del 2023, Bell publicó en X que se encontraba en tierras mexicas. “(Pero) voy y vengo. Regreso a Estados Unidos y cuando tengo trabajo vuelvo a México”. Por trabajo, se refiere al disco y proyectos para promocionarlo cuando llegue el momento.

Su breve aparición en televisión nacional causó revuelo. Pero TV Azteca no ofertó a Drake Bell el puesto de presentador. “Sería genial. Ojalá me hubiesen hecho la oferta. Creo que mi español tiene primero que mejorar”. Aunque sus planes están por completo en la música. No piensa volver a actuar. A menos “que fuera algo que yo creara. Pero, siempre ha sido (prioridad) la música para mí. Me encanta estar en el estudio y componer, hacer discos, salir de gira y tocar en vivo, y es en lo que me estoy enfocando”, comenta con entusiasmo. “Me siento más satisfecho y realizado escribiendo mis propias canciones, mi música, produciendo. Es un proceso creativo constante. A diferencia de estar en un programa de televisión o lo que sea, que es estar esperando demasiado en el set sin que nada pase o no obtienes el papel que querías. Con la música es diferente”

En 2024, suma 33 años a una carrera que incluye su participación en la actuación y la composición musical. Tres décadas en el mundo del entretenimiento, especialmente en Hollywood, es algo complicado y no todos logran pasar la prueba del tiempo. Bell –Campanas, para los amigos en México– comenzó a actuar en comerciales a los 5 años, alcanzó la cima en plena adolescencia, a los 18, con el programa de televisión Drake y Josh, una de las series más populares de Nickelodeon, del cual asegura que no recibe un sólo centavo de regalías. “Contractualmente no hay nada que pueda hacer”, dice con una media sonrisa en el rostro llena de ironía. “Fue el acuerdo que se hizo con Nickelodeon y, desafortunadamente, esas fueron las cartas con las que jugamos”. Una analogía precisa: uno hace su juego y sus apuestas, a veces la punta de los dedos roza la gloria, pero invariablemente pierdes. La casa siempre gana.

Con 7 años aparece en la famosa serie norteamericana Mejorando la casa, tan sólo un pequeño papel como el hijo de Pete Bilker –interpretado por el actor y cantante Mickey Jones. A los 10, en los primeros minutos de la cinta Jerry Maguire, con otra breve pero decisiva aparición: actúa del hijo de un jugador de americano que ha sufrido una contusión. Jesse (Drake Bell) no se come las mentiras del agente de su papá que intenta convencer al pequeño de que todo estará bien. Jesse lo manda al diablo y “pinta el dedo” a Maguire (Tom Cruise) que entra en razón y se cuestiona si lo que hace es moralmente correcto.

Fueron estas pequeñas apariciones, tanto en la pantalla chica como en la pantalla grande, que le valieron un lugar en El show de Amanda, otro exitoso programa de Nickelodeon. Ahí conoce a Josh Peck y la química entre ellos llama la atención de los productores para hacer un show con ellos como protagonistas. El resto es historia. El californiano continuó en el mundo de la interpretación, aunque fue la música lo que más pesó en su vida.

 

Fuente: EL PAÍS

[email protected]

NMT

¡Únete a nuestras comunidades del Diario CAMBIO 22 en WhatsApp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com