Redacción/CAMBIO 22

Por cuarta ocasión, el juez decidió diferir la audiencia de Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) por el caso Agronitrogenados.

El juez del caso, Gerardo Alarcón López, anunció que la próxima fecha para que se lleve a cabo la audiencia del exdirector de Pemex será el próximo jueves 27 de abril.

Alarcón López advirtió que esta sería la última vez que le otorgaría el beneficio a la defensa de Lozoya Austin, liderada por el litigante Miguel Ontiveros.

A la entrada del Reclusorio Norte de Ciudad de México, donde el exfuncionario está en prisión preventiva, su abogado Miguel Ontiveros declaró que iban a “solicitar formalmente que se proceda a fijar fecha y hora para la firma del acuerdo reparatorio en los términos que señalen las instituciones del Estado”.

“La postura del señor Lozoya Austin es que tiene plena disposición para garantizar 100 % la reparación del daño solicitada por las instituciones y esa es precisamente la afirmación que vamos a dar como defensa”, expresó a los medios antes de la cita.

Tanto el exfuncionario federal como Petróleos mexicanos buscan llegar a un acuerdo reparatorio por la compra a sobreprecio de la planta de fertilizantes.

Emilio Lozoya Austin tiene dos cargos abiertos por corrupción en México. El primero es sobre la compra a sobreprecio de la planta inservible Agronitrogenados al empresario Alonso Ancira, dueño de Altos Hornos de México (AHMSA), a cambio de sobornos.

El exfuncionario también está en prisión preventiva por haber recibido presuntamente 10.5 millones de dólares en sobornos de Odebrecht durante la campaña y la presidencia de Enrique Peña Nieto (2012-2018).

El abogado reconoció que la reparación podría alcanzar los 10 millones de dólares mediante un mecanismo alternativo de solución de controversias (MASC) para evitar que su cliente afronte una condena en la cárcel.

La última vez, Lozoya ofreció 3,4 millones de dólares para reparar el daño a Pemex por la compra fraudulenta de la planta, pero un día después el presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó la propuesta por ser “muy poquito”.

Lozoya, arrestado en España a principios de 2020 y extraditado a México a mediados de ese año, tiene dos casos abiertos ante la Justicia mexicana, uno por la compra a sobreprecio de la planta chatarra Agronitrogenados al empresario Alonso Ancira, dueño de Altos Hornos de México (AHMSA), a cambio de sobornos.

Y el segundo, por haber recibido presuntamente 10,5 millones de dólares en sobornos de la brasileña Odebrecht durante la campaña y posterior Gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto (2012-2018).

López Obrador se mostró en enero abierto a la reparación del daño para que Lozoya lleve su proceso en libertad, pero estimó que la compra de Agronitrogenados costó 200 millones de dólares al erario público, de los que Ancira ya ha devuelto 100 millones de dólares.

 

 

 

Con información de López-Dóriga Digital

[email protected]

IAA