marzo 1, 2024 03:09

Renán Castro Madera, Director General

 

Redacción/CAMBIO 22

Mark Skage encontró al pequeño animal junto a una carretera y, al ver que su madre no estaba cerca para defenderlo del depredador, decidió subirlo a la camioneta de la empresa para la que trabajaba para salvarlo.

Una compañía petrolera canadiense despidió a uno de sus empleados luego de que este se detuviera en medio de una carretera para rescatar a una cría de alce hembra que era acechada por un oso negro, informa la cadena CBC News.

Según relató Mark Skage, mientras circulaba por una autopista de la provincia de Columbia Británica, en el suroeste de Canadá, notó que el pequeño alce se encontraba solo al pie del asfalto. Al ver que el animal había estado a punto de ser atropellado en repetidas ocasiones, decidió detenerse, bajarse del vehículo e intentar ahuyentarlo.

Sin embargo, pronto se percató de que un oso negro acechaba a la cría y, puesto que la madre no estaba cerca para protegerla, Skage decidió subirla a su camioneta y llevarla con las autoridades del Servicio de Agentes de Conservación de la Columbia Británica.

Una decisión que le costó el trabajo

A pesar de que el hombre dice saber que lo mejor es que la naturaleza siga su curso, señaló que no pudo dejar al ciervo junto a la carretera para que fuera devorado por el oso, y aseguró estar convencido de haber hecho lo correcto.

Skage compartió a través de redes sociales su experiencia, que llegó a oídos de su empleador, AFD Petroleum. Al enterarse, la empresa decidió separarlo de su cargo, ya que violó los protocolos de protección de la fauna salvaje al subir a un animal a un vehículo de la firma.

“En lugar de informar de la situación a un oficial de conservación y permitir que las autoridades se encargaran del rescate y reubicación del alce, el individuo tomó la decisión de transportar a la cría de alce no herida en el asiento delantero de un vehículo de la empresa durante muchas horas”, comentó el presidente de la firma, Dale Reimer, en un comunicado.

Skage confirmó estar al tanto de la legislación vigente sobre protección de fauna silvestre y dijo estar dispuesto a asumir las consecuencias de sus actos. “Es ilegal recoger animales salvajes de la carretera o de la naturaleza, en cualquier lugar. Es ilegal estar en posesión de animales salvajes y transportarlos”, reconoció.

Si bien el hombre perdió su trabajo y podría enfrentar consecuencias legales, dijo no estar arrepentido y estar conforme con la decisión que tomó. “Ella y yo estrechamos lazos en el viaje de vuelta. Estuvimos cinco horas y media juntos en la camioneta […] Dios no salvó solo a una cría de alce, sino a varias. Crecerá y tendrá muchas crías, y sus crías tendrán más crías. Creo que es algo positivo, lo creo de corazón”, comentó.

 

Fuente RT
[email protected]

RHM

¡Únete a nuestras comunidades del Diario CAMBIO 22 en WhatsApp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com