Redacción/CAMBIO 22

Entre pasiones desbordadas y una genuina gratitud, el evento convocado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador el pasado 1 de julio en el Zócalo de la Ciudad de México, para conmemorar cinco años de su triunfo electoral, reunió miles de almas afines al proyecto de la Cuarta Transformación.

Aunque por una orden, pero con la convicción de que el extenuante traslado valía la pena, Servidores de la Nación de Chihuahua respondieron al llamado y se hicieron presentes en el primer cuadro de la capital; sin embargo, tras 35 horas de viaje no esperaban una fría puñalada por la espalda.

De acuerdo con la periodista Dalila Escobar, en un reportaje para la revista Proceso, cien trabajadores adscritos a la Secretaría del Bienestar en Chihuahua fueron despedidos injustificadamente por órdenes de la titular de la dependencia federal, Ariadna Montiel Reyes.

“Llegas del viaje y el lunes ya no te presentas a trabajar”, fue el mensaje que recibieron un centenar de servidores en sus teléfonos celulares durante el viaje a la Ciudad de México, según relató una de las personas afectadas por el despido masivo, identificada como Samantha.

“Fueron cien personas despedidas injustificadamente. Nos quedan dos meses de contrato. Sabemos que éste es temporal, pero esto es injustificado y por teléfono, que es ilegal”, denunció la trabajadora.

En la pieza periodística, Dalila Escobar rescató el testimonio y apuntó que los trabajadores fueron obligados a costear el viaje de dos días hasta el Zócalo de la Ciudad de México, en apoyo al primer mandatario.

Expusieron que los despidos fueron ordenados por Ariadna Montiel por un asunto “personal” con Marcelino Gómez Brenes, quien fue director regional de la Secretaría de Bienes en Chihuahua y se separó del cargo para sumarse a los recorridos del aspirante a la candidatura presidencial del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Adán Augusto López Hernández.

Al insistir que se trata de “algo personal”, ajeno a las funciones de los servidores en la dependencia federal, las y los trabajadores enfatizaron que “nosotros somos personas que trabajan, no somos personas que tienen cartas administrativas, que no piden permisos, que llegan puntuales, entonces [el despido] fue injustificadamente: solamente ya no te presentas el lunes que llegues [a Chihuahua] y pues que te vaya bien, aun quedándonos dos meses de contrato”.

Tan sólo el pasado 30 de junio, alrededor de 60 personas trabajadoras de la Secretaría del Bienestar en Chihuahua fueron despedidos sin justificación vía telefónica, según se les dijo “por órdenes de la secretaria Ariadna Montiel”.

Desde entonces, los afectados se manifestaron y cerraron las oficinas de la delegación regional, ubicada en la zona centro de la ciudad, en protesta por el despido masivo y para exigir su reinstalación o la liquidación por el tiempo laborado.

 

 

 

Fuente: Infobae

[email protected]

MRM

WhatsApp Telegram
Telegram
Diario Cambio 22 - Península Libre