mayo 28, 2024 12:12

16.67

Renán Castro Madera, Director General

Renán Castro Madera, Director General

mayo 28, 2024 12:12

Redacción/CAMBIO 22

MADRID, 15 Jun. 2022.-Una mandíbula fósil ha llevado a paleontólogos liderados por Bastien Mennecart del Museo de Historia Natural de Basilea, a descubrir una nueva especie de depredador que vivió en los Pirineos.

Estos grandes depredadores pertenecen a un grupo de carnívoros conocidos coloquialmente como “perros osos”. Podían pesar alrededor de 320 kilogramos y aparecieron hace 36 millones de años antes de extinguirse hace unos 7,5 millones de años.

El paleontólogo Bastien Mennecart y su grupo de investigación describieron con precisión la mandíbula inferior fosilizada de un carnívoro y descubrieron que debe ser un espécimen de una nueva especie. La mandíbula proviene de depósitos marinos de 12,8 a 12 millones de años que fueron examinados en la pequeña comunidad de Sallespisse en el departamento de Pyrénées-Atlantiques en el suroeste de Francia.

La quijada era llamativa por sus dientes. A diferencia de los especímenes familiares de amphicyonidae, este animal tiene un cuarto premolar inferior único. Este diente es particularmente importante para determinar especies y géneros. En consecuencia, la mandíbula inferior examinada probablemente representa un nuevo género. Los hallazgos se publican en Peer J.

Se llama Tartaroción. Este nombre proviene de Tártaro, un gran gigante tuerto y poderoso de la mitología vasca. La leyenda del Tártaro también se conoce en Béarn, la región donde se encontró la mandíbula inferior. Floréal Solé, un especialista de renombre mundial en mamíferos carnívoros, Jean-François Lesport y Antoine Heitz del Museo de Historia Natural de Basilea eligieron el nombre del nuevo género.

La mandíbula inferior fosilizada se puede clasificar como perteneciente a depredadores que parecían un cruce entre un oso y un perro grande, conocidos como “perros osos”. Su nombre científico es Amphicyonidae. Pertenecen a un grupo de carnívoros como perros, gatos, osos, focas y tejones. Estos depredadores fueron una parte muy extendida de la fauna europea del Mioceno (hace 23 a 5,3 millones de años). Eran muy ricos en especies y diversos, con un peso entre 9 kg y 320 kg. Tarataroyon se estima en 200 kg. Los últimos Amphicyonidae europeos desaparecieron durante el Mioceno tardío hace 7,5 millones de años.

Los descubrimientos de vertebrados terrestres fosilizados que vivieron en el borde norte de los Pirineos hace 13 a 11 millones de años son muy raros. El descubrimiento y descripción de la mandíbula inferior es aún más significativo. Esto se debe a que ofrece la oportunidad de explorar el desarrollo de los “perros osos” europeos en el contexto de eventos ambientales conocidos en este momento.

 

Fuente: Europa Press

[email protected]

GCH

¡Únete a nuestras comunidades del Diario Cambio 22 en Whatsapp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.

WhatsApp Telegram
Telegram



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com