Graciela Machuca Martínez/CAMBIO 22

**Seguridad pública colapsada, caos en el desarrollo urbano, transparencia y ataques a la libertad de expresión, entre otros temas que desdeña la presidenta municipal Ana Patricia Peralta.

Mientras la presidenta municipal de Benito Juárez, Ana Patricia Peralta, continúa invirtiendo sus tiempos institucionales en hacer campaña política para la reelección, a pesar, que ya le dijeron quienes sí tienen posibilidades de contender por esa presidencia municipal el 2 de junio de 2024 a nombre de MORENA o del PVEM, se olvida de gobernar y asumir sus responsabilidades en materia de seguridad pública y una prueba de ello es que la incidencia delictiva no disminuye a los niveles idóneos para un desarrollo turístico de talla internacional como es Cancún y demás puntos de atracción turística dentro del mismo municipio.

La falta de autoridad municipal en materia de seguridad pública en Benito Juárez ha llevado la violencia a casos y cifras de terror, porque el mes de julio terminó con los asesinatos de tres menores de edad, situación que merece una intervención urgente de agencias de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) dedicadas a la protección de las infancias, porque a estos asesinatos hay que agregar la falta de atención a las niñas y niños que están bajo el resguardo del DIF en ese municipio, algo muy grave debe estar pasando que niños y adolescentes que están bajo la protección de esa institución huyen de la misma.

El pasado 29 de julio, sobre la calle Temozon de la Región 98 de Cancún, un menor de 14 años de edad fue asesinado a balazos. La Fiscalía solo ha informado que investiga el caso.

Otro menor de edad fue asesinado a balazos el 26 de julio en la colonia El Pedregal por individuos que viajaban a bordo de una motocicleta, quienes se dieron a la fuga.

En el fraccionamiento Paseo del Mar se registró el asesinato de otro menor de edad en la última semana del mes de julio.

El dolor, el luto y la desesperación que viven las familias de las víctimas no es del interés de la presidenta municipal de Benito Juárez, quien a pesar de los meses que lleva en el cargo, no ha comprendido que como autoridad local tiene facultades muy precisas en materia de seguridad pública que le son mandatadas por el Artículo 115 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Podrá seguir negando la realidad de lo que sucede en el municipio que dice que gobierna, pero las mismas cifras institucionales son muy claras y contundentes.

De los 65 homicidios dolosos que se perpetraron en Quintana Roo durante el mes de julio de 2023, al menos 29 fueron en el territorio de Benito Juárez y de esos la mayoría en el internacionalmente conocido Cancún.

Con los 65 homicidios dolosos en la entidad durante julio se tuvo una disminución de 18.75 por ciento, respecto a la cifra del mes de junio que fue de 80 homicidios dolosos. Quizás en el enfoque estadístico represente mucho una disminución del 18.75 por ciento, pero para los familiares de esas 65 víctimas, no representa nada.

Después de Benito Juárez con 29 homicidios dolosos se encuentra Solidaridad con 11, Othón P. Blanco con 7, Tulum con 5, Felipe Carrillo Puerto y José María Morelos con 4 cada uno; Cozumel con 2 y en el caso de Bacalar, Lázaro Cárdenas e Isla Mujeres, todos cerraron el mes con un solo caso.

La violencia en Benito Juárez no solo se refleja con homicidios dolosos, sino en otros delitos sumamente graves como los ataques a la libertad de expresión, como el hecho que dos delincuentes a bordo de una motocicleta balearon el domicilio del comunicador y director del portal de noticias Descontento Ciudadano QR, Jorge Ugalde, el domingo 30 de julio, por la noche.

El comunicador recordó que el 27 de diciembre del 2020 fue víctima de una detención arbitraria por parte de policías municipales mientras realizaba la cobertura de un posible abuso de autoridad en la colonia Villas Otoch Paraíso, también en Cancún.

Unos ocho policías lo golpearon y amenazaron de muerte, por lo que solicitó su ingreso como beneficiario del Mecanismo de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, dependiente de la Secretaría de Gobernación del gobierno federal.

Otro frente que se acaba de abrir para el gobierno de Ana Patricia Peralta es el que representa el regidor Jesús Pool Moo, quien ha pedido formalmente información al Ayuntamiento de Benito Juárez de algunas obras que se han realizado o están en proceso, pero que no se ha informado públicamente.

“Con respecto a la obra pública se hizo unas observaciones con respecto a la obra incluso pedí a la contraloría que entrara por ejemplo para los pozos de observación. pues en recorridos que hicimos no cubrían la profundidad que se establece y a la fecha no me han rendido un informe con respecto a ese tema”.

“Hubo también retrasos en domos que no se hicieron en tiempo y forma, pero ya se han ido entregando poco a poco desde luego los montos también la contraloría nos debe de informar, por eso se envió todo eso a la cuenta pública que se aprobó y se pidió que se hiciera una revisión”, ha comentado el regidor Pool Moo.

Sobre el desarrollo urbano Pok Ta Pok de la zona hotelera de Cancún dijo:

“Sería muy delicado hacer ahorita obra allá, puesto que no tenemos la infraestructura correcta y necesaria, se requiere de un nuevo cárcamo para las aguas residuales, la movilidad ya no soporta más vehículos, el peso vehicular que entra diario a la zona hotelera es demasiado y aparte el sistema de movilidad que se da ahí es de congestionamiento”.

Los problemas del municipio de Benito Juárez son diversos, mismos que requieren una atención inmediata, eficaz y con acciones, pero la presidenta municipal Ana Patricia Peralta considera que gobernar es pronunciar discursos y salir en las fotos.

 

 

[email protected]

JFCB

WhatsApp Telegram
Telegram


Diario Cambio 22 - Península Libre