• Activistas alertan riesgos de un posible desastre.

 

Óscar Flores/CAMBIO 22

Cancún, 15 de junio.- Activistas del colectivo Sélvame del Tren denunciaron que los pilotes de cimentación del Tren Maya en la cueva Oppenheimer, ubicada en el Tramo 5 sur, están siendo rellenados con piedras, lo que podría resultar en una cimentación inestable y peligrosa.

Elías Siebenborn, naturalista y miembro de Sélvame del Tren, describió en un mensaje la inquietante situación: “En Oppenheimer nos espantó un ruido estremecedor viniendo de los tubos de acero. Primero pensábamos que era cemento, pero no sonaba como esperábamos. Luego, al subir el dron, quedó claro: están echando piedras”.

Un video reciente grabado por los activistas muestra dos máquinas retroexcavadoras vaciando cientos de rocas en los pilotes. Wilberth Esquivel, conocido como Salvaje Wil, tras revisar el video, señaló que el uso de piedras en lugar de cemento podría ser una práctica fraudulenta:

“Rellenar con piedras los pilotes es un vicio oculto porque cobran 30 metros cúbicos de concreto y solo usan la mitad, lo que reduce el volumen de cemento y representa un desvío de recursos”.

Esquivel advirtió sobre la peligrosidad de esta práctica: “Como están metiendo piedra, no tiene armado de refuerzo. ¡Es peligrosísimo lo que están haciendo en un sistema kárstico tan delicado!”

Patricia Godínez, también integrante de Sélvame del Tren, expresó su frustración e incertidumbre: “Estoy impactada porque no encontramos cómo detener esto. Rellenar los pilotes con piedras sin saber cómo se sostendrán ni qué sucederá con las vibraciones es alarmante. No sabemos qué hacer”.

Estas denuncias subrayan la preocupación por la seguridad y la integridad estructural del Tren Maya, un proyecto que ha sido objeto de controversia desde su inicio. Los activistas instan a las autoridades a revisar y rectificar las prácticas de construcción para evitar posibles desastres.

 

[email protected]

RHM

WhatsApp Telegram
Telegram


Diario Cambio 22 - Península Libre