Rafael García/CAMBIO 22

Cancún, Q. Roo a 25 de julio.- Marcela Rojas López, presidenta de la Mesa Directiva del Consejo del PRD, dio a conocer en entrevista el desbordamiento de lixiviados en el Relleno Sanitario, que se ubica en la colonia Ramal Norte de la Zona Continental de Isla Mujeres, lugar que fue clausurado y que ahora autoridades municipales pretenden abrir de nueva cuenta.

“Este río de lixiviados, que se tomó con un dron, se genera porque no se hace el correcto relleno sanitario; cuando un relleno sanitario se rellena correctamente hay una geomenbrana que no permite que estos desechos líquidos-en lo que se convierten los desechos sólidos- terminen en el manto freático”, declaró en entrevista la perredista.

Añadió que el citado desbordamiento se asemeja un rio y este abarca todo el citado relleno y se ubica sobre un costado del este, el cual ya está contaminado los mantos freáticos.

“Cuando no están bien realizados la descomposición de la materia orgánica tirada en estos rellenos sanitarios o estos rellenos abiertos- como ahora la habilitaron- por lo general estos ríos de descomposición obviamente se desbordan, porque la geomenbrana tiene cierta capacidad y estos se van hacia los laterales y empiezan a contaminar el manto freático”, refirió.

Por otra parte, sobre el anunció que realizó la presidenta municipal de Benito Juárez (Cancún) de que se volvería a utilizar el citado relleno, ahora como basurero a cielo abierto, reconoció que sería muy peligroso para la salud y el medio ambiente, debido al desbordamiento que dio a conocer.

“Al no haber geomenbrana estos lixiviados permean en el suelo de Quintana Roo y recordemos que nuestro suelo es completamente permeable, por las característica que tenemos y obviamente llegan a los mantos acuíferos, ríos subterráneos y cenotes que están conectados lo que contamina el agua, situación que genera un gran problema, porque el agua contaminada que nos llega hay que ser honestos hay muchas personas que no cuentan con la infraestructura para clorarla y así la utilizan de los pozos y eso provocará problemas de salud”, destacó.

Al final, Rojas López reconoció que no será fácil instalar un nuevo relleno sanitario, por lo que con lleva los permisos y las características del terreno donde se van a construir.

“Yo creo que las autoridades solo están calmando a la ciudadanía con estas acciones, y les dicen en dos semanas ya vamos a tener un bueno basurero, pero todos sabemos que nos es así”, terminó.

 

Email [email protected]

RHM