abril 21, 2024 09:14

16.67

Renán Castro Madera, Director General

Renán Castro Madera, Director General

abril 21, 2024 09:14

Redacción/CAMBIO 22

The RCQ Task Force. Un equipo de trabajo estadounidense tomó las siglas por su objetivo: Rafael Caro Quintero, indicó The Washington Post, que citó a un exalto funcionario estadounidense quien mencionó que la DEA reclutó a algunos de los familiares del capo como informantes.

“La DEA había reclutado a algunos de los familiares de Caro Quintero en informantes, dijo un ex alto funcionario estadounidense, e incluso sabía qué caminos de terracería tomaba para visitar a sus novias”.

De acuerdo con el medio, las autoridades estadounidenses dicen que hace mucho tiempo identificaron dónde vivía Caro Quintero en la zona rural de Sinaloa, a unas pocas millas de una base militar mexicana en un pueblo que dirigía como un feudo. Se movía en motocicleta y cuatrimoto, custodiado por equipos de seguridad que rotaban cada semana.

Aunque el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, declaró que la operación de la captura del narco fue planeada y ejecutada totalmente por México, “los integrantes actuales y anteriores de la RCQ Task Force lo llamaron un absurdo, diciendo que habían estado proporcionando información de inteligencia a la Marina y al Ejército mexicanos durante nueve años. Estos miembros de los grupos de trabajo, junto con otros funcionarios, hablaron bajo condición de anonimato”.

Los integrantes anteriores y actuales de RCQ Task Force intercambiaron una avalancha de mensajes de texto de felicitación tras el arresto del narco.

El fundador de la unidad tomó una foto del tequila que estaba bebiendo y se la envió a un excolega, reveló el medio.

Algunos de los ex agentes de la DEA intercambiaron mensajes. No les sorprendió que López Obrador no les iba a ofrecer crédito. Pero aun así fue una conclusión extraña para su búsqueda de nueve años.“Conocemos la historia de cómo lo atrapamos”, dijo un exagente. “Lo que importa es que pasa el resto de su vida tras las rejas”.

“12 operaciones fallidas entre 2013 y 2022”

De acuerdo con el reportaje de The Washington Post, “entre 2013 y 2022, cuando la recompensa por su captura pasó de 5 millones de dólares a 20 millones de dólares, Estados Unidos y México realizaron 12 operaciones fallidas para atrapar a Caro Quintero, según funcionarios estadounidenses anteriores y actuales”.

“Muchas de esas operaciones no han sido reportadas previamente. Funcionarios estadounidenses dijeron que creen que fueron frustrados por filtraciones mexicanas de alto nivel, una señal de que el gobierno mexicano lo estaba protegiendo”.

“Les dejé claro a los mexicanos que recuperar a Caro Quintero era una de nuestras principales prioridades”, dijo el exfiscal general William Barr en una entrevista reciente con The Washington Post.

“Era institucionalmente importante para la DEA, y también sacaría a un jugador importante del tablero. Tenía un alto grado de confianza en que se podía hacer si los mexicanos estaban dispuestos a realizarlo”.

Oficiales militares estadounidenses han estimado que entre 30% y 35% de México es territorio no gobernado, donde las organizaciones criminales operan con impunidad. El caso de Caro Quintero parecía ejemplificar esa realidad; aunque era uno de los fugitivos de mayor prioridad del FBI y era fácil de localizar, México parecía incapaz de atraparlo.“Era un fantasma”, dijo un funcionario, indicó el medio.

Nueve años

El Post recordó que “el primer líder del grupo de trabajo fue un agente que anteriormente había estado en Guadalajara y había trabajado en el mismo escritorio donde una vez se sentó  el agente de la DEA Enrique “Kiki” Camarena”.“No tenía números de teléfono activos ni vínculos. Estaba empezando de cero, y nosotros también”, dijo el agente.

Una operación que organizó el Grupo de trabajo RCQ, en 2015, fue con una docena de Blackhawks, pero en esa ocasión Caro no fue capturado, aunque se le recordó que “todavía lo estábamos buscando”, dijo la fuente al Post.“Pero no pensé que iba a tomar nueve años”.

De acuerdo con varias historias que acabaron con su captura, el medio indicó que los relatos convergieron en un detalle: cuando llegaron los marinos, Caro Quintero intentó esconderse en unos matorrales. Un sabueso de 6 años llamado Max lo olfateó.

 

Con información de El Universal

JFCB

¡Únete a nuestras comunidades del Diario CAMBIO 22 en WhatsApp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com