marzo 3, 2024 21:30

17.023 MXN

Renán Castro Madera, Director General

Redacción/ CAMBIO 22

CHETUMAL, 4 de julio. – El ejecutado encontrado en el Municipio de Bacalar la mañana de este día es un Cabo del Séptimo Regimiento de Caballería Motorizado, que participó en el operativo en el que el jefe de la Plaza de Limones “El Pelusa”, líder criminal del cartel de Caborca, perdió la vida en el enfrentamiento contra el Ejército, el pasado 1 de junio del año en curso.

  • ADVERTENCIA: Este artículo informativo contiene imágenes que pueden afectar la sensibilidad de algunas personas, les pedimos discreción

Esta mañana el diario CAMBIO 22, dio a conocer el hallazgo de un cadáver, cuya víctima había sido torturada, ejecutada y finalmente arrojada al arroyo vial, en la carretera federal 293, conocida como vía corta a Mérida, en el entronque de la carretera a Divorciados con Graciano Sánchez en el municipio de Bacalar.

Información que cercana a las investigaciones precisaron que se trata de un elemento de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) con el grado de Cabo, adscrito al Séptimo Regimiento de Caballería Motorizado con base en Chetumal, Quintana Roo.

El elemento habría sido levantado el pasado domingo, en las inmediaciones de la terminal de autobuses ADO de Chetumal, cuando se dirigía a la ciudad de Mérida para una consulta médica.

Desde ese día, no se sabía su paradero hasta esta mañana, que su cuerpo fue arrojado en el sitio antes mencionado. Sus compañeros y mandos se encuentran consternados y prefieren guardar silencio ante el lamentable hecho.

El 1 de junio pasado, personal del Séptimo Regimiento de Caballería Motorizado fue emboscado en Río Indio, al norte de Majahual, cuando patrullaban la zona.

Varios hombres armados los atacaron y tras responder a la agresión, dieron muerte a los atacantes, entre los que se encontraba Jesús Martínez Sarmiento, “El Pelusa” jefe de Sicarios del Cartel de Caborca.

De igual forma se informó que, en sus mensajes de redes sociales los cómplices del Cártel de Caborca, hacían mención que llevarían a cabo la Ley del Talión, “Ojo por ojo, diente por diente”, en donde la mañana del martes (dos días antes de la emboscada) atacarían a los elementos del Ejército que habían llevado hasta Río Indio, en represalia por los “golpes” que les habían propiciado al desmantelarles su centro de operaciones instalados en el poblado de Limones.

 

[email protected]

RHM/GCH

¡Únete a nuestras comunidades del Diario CAMBIO 22 en WhatsApp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com