Redacción/CAMBIO 22    

Corea del Norte comunicó a Japón el martes que en los próximos días realizará su tercer intento de lanzar un satélite espía militar, lo que llevó a sus vecinos a emitir un pedido urgente para que Pyongyang para que no efectúe un lanzamiento que incumple las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

La Guardia Costera japonesa dijo que Norcorea informó a Tokio de su plan para lanzar un satélite en algún momento entre el miércoles y el 30 de noviembre.

El aviso identificó tres zonas marítimas donde podrían caer restos del vehículo de lanzamiento. Dos están en aguas entre la Península de Corea y China y la tercera en el mar de Filipinas, indicó el portavoz de la guardia costera japonesa, Kazuo Ogawa.

Ogawa dijo que las zonas son las mismas identificadas por Pyongyang en los lanzamientos fallidos de mayo y agosto, lo que implica que este nuevo intento tendría una trayectoria de vuelo similar. Corea del Norte facilitó la información a Japón porque su guardia costera coordina y distribuye información sobre seguridad marítima en Asia oriental.

El aviso se produjo un día después de que Corea del Sur le advirtió que cancelase el lanzamiento o enfrentaría consecuencias. El ejército surcoreano sugirió que Seúl suspendería el acuerdo intercoreano de 2018 para reducir las tensiones y reanudaría la vigilancia aérea de primera línea y las maniobras con fuego real en respuesta al lanzamiento satelital.

Las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU prohíben cualquier lanzamiento de satélites por parte de Corea del Norte porque son considerados una tapadera para probar su tecnología de misiles. Pyongyang afirma que necesita un sistema de vigilancia espacial para controlar mejor a sus rivales y Seúl afirma que los lanzamientos de su rival están diseñados también para mejorar su programa de misiles de largo alcance.

Desde el año pasado, Corea del Norte ha realizado alrededor de 100 pruebas con misiles como parte de sus esfuerzas para modernizar su arsenal de armas con capacidad nuclear capaces de alcanzar territorio de Estados Unidos y de sus aliados. Muchos expertos extranjeros sostienen que a Corea del Norte le quedan aún algunas barreras tecnológicas para tener misiles con capacidad nuclear funcionales.

 

 

 

Fuente: Latinus

[email protected]

MRM