Laura Beytia/CAMBIO 22

CHETUMAL, 29 de marzo.- El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Quintana Roo Diego Cortes Arzola confirmó que con la llegada al estado de personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) para hacerse cargo de los trabajos del Tren Maya, se reducen las posibilidades de que las empresas locales pudieran tener participación en dicho proyecto como se les planteó inicialmente.

Pese a buscar un acercamiento con los responsables de la obra y solicitarles una reunión, hasta este momento no han tenido ninguna respuesta a sus peticiones, por lo que crece la incertidumbre entre los constructores quintanarroenses que ven mermadas sus expectativas para poder ser considerados tanto en estos trabajos como en los del aeropuerto de Tulum.

“Desconocemos si el ejército contratará empresas para los trabajos del Tren Maya, estamos buscando un acercamiento con ellos para ofrecer los servicios de las empresas constructoras locales pero no hemos tenido ninguna respuesta y esto nos hace pensar que posiblemente no seremos tomados en cuenta como se nos dijo cuando se presentó el proyecto; Aunque esto nos pudiera generar una oportunidad de trabajo, conocemos de su negativa para contratar empresas privadas en proyectos anteriores por lo que no sabemos a ciencia cierta que va a pasar todavía, pero insistiremos a ver.”

Indicó que al menos en las obras del aeropuerto Felipe Ángeles, solo abrieron oportunidades de trabajo para obreros, renta de maquinaria y algunos servicios especializados, dejando fuera a los afiliados a la CMIC, por lo que el contar con un portafolio amplio para aportar todo lo necesario para este mega proyecto, no sería ninguna garantía de que finalmente el ejército incluyera la mano de obra local.

En tanto y a unos días del inicio de las campañas electorales, la industria de la construcción se verá de igual manera afectada, ya que con la veda electoral los programas de inversión se suspenderán, por lo que plantean la necesidad de diversificar los ingresos y buscar inversión privada como ocurre en la zona norte.

Por último, el dirigente de los constructores destacó que hay algunas constructoras que están participando en algunos proyectos que se están llevando a cabo en el sur, pero aseveró que continuarán gestionando que el gobierno brinde más asignaciones de obra a empresas locales y así blindar el trabajo e ingresos para las familias que dependen de esta actividad y dejen de desplazarlos por empresas foráneas como ocurrió en los últimos años.

“No desistiremos para que se permita que más empresas locales puedan participar en los procesos de licitación y se beneficien con contratos, es la única manera de poder reactivar este sector e ir recuperando gradualmente el empleo, no pedimos favoritismos, pero los constructores quintanarroenses podemos con esto y más y solo queremos una oportunidad para demostrarlo y que se deje de recurrir a empresas foráneas sin ningún arraigo y sin certidumbre de estar formal y legalmente establecidas en el estado, que fue mayormente el problema que enfrentamos en los últimos años” concluyó.

 

[email protected]

RAM

WhatsApp Telegram
Telegram


Diario Cambio 22 - Península Libre