Necesariamente Incómoda

Graciela Machuca Martínez

A más de siete meses que Mara Lezama Espinoza tomó posesión como la primera gobernadora de Quintana Roo, ya es tiempo que le de explicaciones al pueblo sobre los índices de violencia que se han incrementado en la entidad, conforme pasan los meses de su administración, debe recordar que ya le quedan menos de cuatro años y medio para terminar su mandato y que si no corrige el rumbo pasará sin pena ni gloria, a pesar, que se haya mandado pintar un mural en la sede del Congreso local.

El culto a su imagen, las pasarelas, las selfies, no la ayudarán a sacar de la crisis en la que se encuentra Quintana Roo, un estado donde la población en general tienen miedo de salir a la calle, a trabajar, a la escuela, a divertirse, a realizar compras, porque de un momento a otro pueden ser víctimas de una bala pedida o de una privación ilegal de la libertad, de una extorsión o de un asalto.

Aunque parezca increíble, por los resultados que ha tenido Mara Lezama como gobernadora, el 6 de junio de 2022, a unas horas que el Instituto Electoral le confirmara su triunfo durante las elecciones de un día antes, el diputado Julio Efrén Montenegro Aguilar encabezó la ominosa osadia, integrante de MORENA, envió una iniciativa a la XVI Legislatura para inscribir en letras doradas el nombre de la ya gobernadora electa en el muro de honor del Congreso del Estado, lo que despertó una intensa controversia porque Lezama Espinoza aún no tomaba protesta y aún faltaba que las instancias jurisdiccionales avalaran su triunfo.

En la exposición de motivos del documento de la referida iniciativa se le comparó a la hoy gobernadora con la científica y dos veces premio Nobel, Marie Curie; asimismo, con la precursora del feminismo, Simone de Beauvoir sic…

“Iniciativa de decreto por el que se instituye inscribir con letras doradas en el muro de honor del recinto oficial del Poder Legislativo del estado libre y soberano de Quintana Roo, el nombre de ‘María Elena Hermelinda Lezama Espinosa’”.

Sin embargo, dos días después, ante la controversia suscitada por la propuesta, el diputado Montenegro Aguilar tuvo que retirar formalmente la iniciativa, para lo cual tuvo que enviar un escrito a las autoridades del Congreso, luego que fue el hazmerreir de todo Quintana Roo.

La pretensión de plasmar materialmente en la historia quintanarroense la llegada de Mara Lezama a la gubernatura fue retomada cuando se autorizó que se pintará un mural en uno de los muros del Congreso, al lado de personajes emblemáticos en la historia de la entidad. El ego le ganó y Hermelinda aceptó que su imagen quedará para la posteridad, sin haber demostrado, con hechos, que se merece ese sitio de honor en la casa del pueblo quintanarroense.

El lunes seis de marzo de 2023, antes de cumplir el medio año de su gobierno, Maria Elena Hermelinda Lezama develó un mural en el que se destacó su imagen tomando protesta como gobernadora.

El mural se denomina Óoxtun y se abrió al público durante el acto de entrega de la Medalla al Mérito Distinguida Quintanarroense “María Cristina Sangri Aguilar”.

Lezama Espinoza escribió en sus redes sociales: “Este acto nos inspira a seguir trabajando por el bienestar, autonomía y empoderamiento de las mujeres, como nos lo hemos propuesto en el #NuevoAcuerdo. Además, siento un profundo orgullo de formar parte del mural Óoxtun, como la primera Gobernadora del Estado de #QuintanaRoo”.

La XVII Legislatura aceptó sin protestar la imposición de la imagen de la recién llegada gobernadora en el recinto legislativo, lo cual es una afrenta al pueblo de Quintana Roo y a la memoria de los héroes que defendieron a la cultura Maya y que los pintaron al lado de la hoy gobernadora.

Así como las personas integrantes del Poder Legislativo de Quintana Roo aplaudieron y avalaron que en su recinto se haya colocado la imagen de María Hermelinda Lezama, sin tener mérito alguno, para los que sabemos de política un poco, ahora también deben responsabilizarse de las fallas de la administración del gobierno del estado.

Le han aprobado todas sus iniciativas, como la de disminuirle presupuesto a todos los organismos autónomos de la entidad, le autorizaron el presupuesto que quiso, incrementaron impuestos y derechos, aceptaron su nueva ley de movilidad, le han cumplido todas sus ocurrencias, porque esas iniciativas no fueron producto de un análisis integral de las circunstancias del estado, esas ideas le fueron saliendo conforme pasó el primer año de su administración.

Pero esta es su gente de la gobernadora, la que la cultiva y alaba, la que la infla y despega del dolor de los 2 millones que vivimos en la entidad, esta es la gente a la que le paga muy bien Lezama Espinoza.

Ahora, el Congreso de Quintana Roo debe corresponsabilizarse de la violencia que agobia al estado, la sociedad quintanarroense está a la espera que el Congreso salve a su gobernadora de esta crisis para que encuentre las salidas idóneas para terminar con la violencia y atender la salud de los quintanarroenses.

El terror que vive la población quintanarroense está llegando a niveles insospechados y si no se pone en marcha una estrategia eficaz para inhibir las acciones delincuenciales, luego de la población quintanarroense, la siguiente víctima será la economía de la entidad, porque los grandes capitalistas que invierten en la industria turística, con la mano en la cintura se llevan su dinero a otra región o a otro país del Caribe.

redaccionqroo@diariocambio22.mx

 

JFCB