mayo 29, 2024 20:04

16.67

Renán Castro Madera, Director General

Renán Castro Madera, Director General

mayo 29, 2024 20:04

Laura Beytia/CAMBIO 22

CHETUMAL, 10 de abril.- Aunque se esperaba que durante la semana mayor de la semana santa, las ventas de pescados y mariscos se elevarán significativamente, locatarios de los mercados municipales coincidieron en que la temporada de cuaresma 2023 no fue la que se esperaba.

La situación económica y los estragos de la pandemia, han sido los principales factores que no permitieron a los vendedores recuperar las ventas que tenían hasta el 2019, a pesar de que muchos negocios de este giro mantuvieron sus precios con la esperanza de poder lograr un mejor número de utilidades, como comentó Luis Briceño propietario de una pescadería.

“La verdad es que sí esperamos mejores ventas, pero los consumidores no respondieron como esperábamos y se lo atribuimos pues a la inflación que se está viviendo, ya que aunque muchos de nosotros no hicimos ajustes en nuestros precios, muchas familias ya no tienen la solvencia de antes para comer pescado o mariscos estos días, no todos logramos darle salida al total del producto que adquirimos para esta temporada y pues tendremos que ver la manera de venderlo para medio recuperar algo de lo que invertimos.”

La expectativa de alcanzar cuando menos un 90% no se cumplió y los establecimientos mantuvieron porcentajes de entre un 50 a un 60%, ya que los clientes acudieron a comprar las especies de bajo precio como el chacchí que está a 60 pesos el kilo, la mojarra tilapia que ronda los 100 pesos por kilogramo, el camarón de tamaño pequeño cuyo costo más económico es de 180 pesos el kilo, la jaiba que se encuentra en 100 pesos por kilo o el pulpo que está en 200 pesos.

En la capital del estado existen alrededor de 25 establecimientos dedicados a la venta de productos del mar, la mayoría localizados en el interior de los merados como el Ignacio Manuel Altamirano, Lázaro Cárdenas y Andrés Quintana Roo, que se mantienen estables por la demanda común que se genera los fines de semana y de los restaurantes que acuden con regularidad a abastecerse, como confirmó Laureano Aguilar.

“Pues si sorprende que no se incrementaron las ventas ni siquiera los viernes que la gente no acostumbra comer carne roja, pero muchos clientes adquieren lo más barato como tilapia de río, mojarra, pargo, pulpo, jaiba o camarón pequeño y ya casi no se lleva especies como el róbalo o el mero que están en promedio en 230 pesos el kilo y ni que decir de la langosta que es uno de los productos que casi no tiene consumo; solo nos aliviana ser proveedores de varios restaurantes y que los fines de semana hay algo de venta.”

Debido a esta situación, muchos distribuidores y propietarios de estos establecimientos que comercializan productos del mar, externaron que verán la manera de vender todo el producto que acumularon para esta temporada, con la finalidad de poder recuperar parte de lo que invirtieron.

[email protected]

 

 

 

 

JFCB

¡Únete a nuestras comunidades del Diario Cambio 22 en Whatsapp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.

WhatsApp Telegram
Telegram



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com