Selene Tamayo Echeverría/CAMBIO 22

MÉRIDA, YUC., 23 de enero.- El sector hotelero y comerciantes ya analizan la posibilidad de emitir un amparo contra las reformas establecidas en el reglamento de la Ley General para el Control del Tabaco que entraron en vigor el pasado 15 de enero de 2023 en Yucatán y todo el país.

Al parecer en esta semana se darán los detalles de las medidas legales a las que recurrían las empresas para reducir las afectaciones que les genera dicha ley.

Ante esto, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio Servicios y Turismo de Mérida (Canacome), Iván Rodríguez Gasque, señaló que estás restricciones afectan a las empresas y comercios de diversas maneras y esto podría fomentar el aumento en la venta ilegal de cigarros.

Expresó, que la Cámara de la que es titular no puede impugnar el nuevo reglamento, debido a que las afectaciones son directas a cada empresa, por lo que cada establecimiento o negocio deberá presentar su propio amparo.

La Canacome puso a disposición de sus miembros servicios jurídicos, para brindarles la asesoría legal necesaria para presentar los amparos.

Rodríguez Gasque, explicó que estás reformas que buscan reducir el consumo de tabaco, podrían incrementar la informalidad y la venta de cigarrillos apócrifos, los cuales se han ido expandiendo por todo el país.

“Una de cada tres cajetillas de cigarros que se vende en comercios informales son ‘pirata’, y eso podría incrementarse”, detalló.

Asimismo, comentó que las nuevas disposiciones no permiten a las personas consumir cigarros en un restaurante, cuando estos se han encargado de hacer inversiones y definir las aéreas específicas para que los consumidores puedan fumar sin afectar a otros comensales que se encuentren en el establecimiento.

 

[email protected]

RHM