Laura Beytia/CAMBIO 22

CHETUMAL, 8 de agosto.- Después de casi tres horas de mantener cerrada la carretera de entrada y salida a Chetumal sobre la avenida Insurgentes, los colonos del asentamiento Mártires Antorchistas no lograron que el gobierno accediera a pavimentar sus calles y la vía principal de acceso a dicha zona.

Víctor Jiménez quien se ostenta como representante de los inconformes, señaló que son alrededor de 4 kilómetros los que exigían que se reencarpetaran en beneficio de las más de dos mil familias que ahí habitan y que se ven afectadas por la falta de calles en buen estado que además, tampoco están debidamente iluminadas y que ponen en riesgo a todo aquel que ingresa o sale de dicha área.

Sin embargo, aunque acudieron representantes del gobierno del estado y del Ayuntamiento de Othón P. Blanco, solo lograron que éstos se comprometieran a arreglar el camino y algunas de sus calles, vertiéndoles tierra para hacerlas más transitables, aclarándoles que es imposible pavimentar ya que muchos dueños no han accedido a donar el predio para el derecho de vía.

“Son más de cuatro kilómetros los que se deben reparar, pedimos una pavimentación de calidad derivado de que camiones pesados entran porque hay una quebradora de materiales ahí adentro, nosotros teníamos considerado hacer el bloqueo como hicimos tapando la avenida Insurgentes y el acceso a la colonia donde entran y salen camiones para el Tren Maya, pero nos dijeron que solo se podrá reparar con tierra para entrar y salir porque hay muchas personas que no han querido donar metros de sus predios para hacer la entrada en forma a la colonia.”

Agregó que desde la administración pasada, comenzaron las negociaciones para que les rehabilitarán el camino de acceso e incluso, se hicieron algunos proyectos para hacerles un camino, lo que se dejó en el olvido los últimos años y aunque se han acercado a la actual administración para hacer la solicitud de manera formal, dijo que hasta hoy no han obtenido ninguna respuesta.

“Nosotros solo pedimos que nos arreglen el camino, es realmente cansado transitar esta vía como está actualmente todos los días, ni los taxis quieren ingresar y muchos han dejado el pasaje aquí sobre la carretera exponiendo a las familias a sufrir robos al ingresar caminando y más de noche que no hay ni siquiera alumbrado, somos como dos mil familias que estamos en esta colonia y que lo único que queremos es que nos hagan caso.”

El compromiso para la reparación se pactó para mañana con maquinaria proporcionada por la SEOP y material donado por el municipio, por lo que advirtieron que en caso de que no se cumpla con lo acordado, recurrirán nuevamente a cerrar la carretera.

La protesta inició a las 9 de la mañana de este martes y se mantuvo en ambos carriles, lo que ocasionó largas filas de vehículos varados y una molestia generalizada entre quienes se quedaron atrapados y sin poder avanzar.

 

[email protected]

JFCB