► Un reflejo de negligencia administrativa

 

Por Ricardo Jesús Rivas/CAMBIO 22

CHETUMAL, 22 de junio. – Un preocupante percance ocurrió en las instalaciones la Policía Municipal de Othón P. Blanco, cuando un tinglado utilizado como taller mecánico para el mantenimiento de unidades oficiales colapsó. Este suceso, que afortunadamente no resultó en lesiones, resalta la falta de atención y mantenimiento adecuado de las infraestructuras dedicadas a servicios esenciales dentro de la corporación.

El taller, que se encontraba bajo un tinglado provisional, cedió ante las severas condiciones meteorológicas que azotaron la ciudad recientemente. Este colapso interrumpe el servicio de mantenimiento de vehículos esenciales para la seguridad pública y pone de manifiesto la vulnerabilidad de las instalaciones que deberían estar en condiciones óptimas para garantizar la operatividad de la fuerza policial.

Las críticas se han dirigido hacia la administración de la alcaldesa Yensunni Martínez Hernández, señalando un evidente descuido en la inversión y mejoramiento de las infraestructuras municipales, particularmente aquellas que afectan directamente a la seguridad pública.

 

[email protected]

JFCB

WhatsApp Telegram
Telegram
Diario Cambio 22 - Península Libre