Selene Tamayo Echeverría/CAMBIO 22

MÉRIDA, YUC., 03 de julio.- Luego de informarse que, el pasado 23 de abril, Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México, sufriera un “desmayo transitorio” durante su visita a Yucatán en la mencionada fecha, y posteriormente fuera trasladado de Mérida a la Ciudad de México, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), clasificó como “reservado y confidencial” los datos de la bitácora del vuelo dirigido por la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) que llevó a cabo este operativo.

Como Diario Cambio 22 informó oportunamente, el pasado 23 de abril, López Obrador visitó Yucatán para supervisar los avances del Tren Maya o otros proyectos que el Gobierno Federal realiza en la entidad, sin embargo, estando en las instalaciones militares de la capital yucateca, el Presidente sufrió un desmayo, por lo que tuvo que suspender su agenda de forma prematura y regresar a la Ciudad de México.

Días después, se confirmó que el Presidente de México sí sufrió un leve desmayo, pero también que había dado positivo a Covid-19 por tercera ocasión.

En relación al vuelo, en la versión pública se indica que, la aeronave sirvió de ambulancia, realizando un traslado desde la Base Aérea Militar No. 8, ubicada en Mérida, hasta la B.A.M No. 19 que se encuentra en el aeropuerto Benito Juárez de CDMX.

¿Por qué el vuelo se clasificó como “reservado y confidencial”?

De acuerdo con “El Universal”, quienes comandan la Fuerza Aérea Militar señalan que, publicar el nombre y firma de los militares que aparecen en la bitácora del vuelo King Air 350i matrícula 5214, pone en riesgo la vida y seguridad de estos elementos y sus familias.

Por lo cual, el Comité de Transparencia de Sedena, en pleno, clasificó como “reservado” por cinco años, el nombre y firma de los militares que participaron en la operación y como “confidencial” la matrícula del personal militar, por tiempo indefinido.

 

[email protected]

RHM