• Pretenden utilizar el dispositivo en experimentos para la desinfección y purificación de las aguas residuales que ingresan a los afluentes del río Amazonas.

Redacción/CAMBIO 22

Un equipo de especialistas de centros científicos rusos y surcoreanos desarrolló un acelerador de electrones industrial de tipo móvil, el cual fue entregado al Instituto de Investigaciones Energéticas y Nucleares de Brasil, comunicó este miércoles el Instituto de Física Nuclear Budker de Rusia.

Se detalló que el dispositivo será empleado para llevar a cabo investigaciones experimentales relacionadas con la desinfección y purificación del agua en lugares con condiciones ambientales desfavorables, incluidos focos de posible contaminación bacteriana.

También se pretende utilizarlo para la esterilización por radiación de equipos médicos y productos farmacéuticos, así como para la pasteurización y modificación de dispositivos conductores.

Esta versión móvil del acelerador de la serie ELV tiene la capacidad de producir haces de electrones de una energía de 0,7 millones de electronvoltios (MeV) y una intensidad de corriente de 28 miliamperios (mA). Detallaron que la construcción del equipo contó con el apoyo financiero del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

El científico Alekséi Korgachin precisó que generalmente los aceleradores industriales son ubicados en búnkeres de hormigón. Sin embargo, mencionó que el modelo entregado a físicos brasileños, que es un acelerador compacto blindado con plomo para ser instalado en un remolque de servicio pesado, fue diseñado para cumplir “necesidades específicas”.

La tecnología al servicio del medioambiente

“Nuestros colegas de Brasil compraron una versión móvil de un acelerador industrial”, señaló Korgachin, quien recalcó que la instalación de este dispositivo es conveniente “para realizar experimentos fuera de laboratorios estacionarios, por ejemplo, para limpiar y desinfectar las aguas residuales que ingresan a los afluentes del río Amazonas”.

Por último, Korgachin confirmó que los científicos rusos, junto con sus socios surcoreanos, completaron el proceso de instalación y puesta en marcha del acelerador móvil en la ciudad brasileña de Sao Paolo, en donde se encuentra el Instituto de Investigaciones Energéticas y Nucleares.

El primer acelerador de electrones de la serie ELV se desarrolló en la ciudad rusa de Novosibirsk en 1970. Estos dispositivos son fabricados por el Instituto de Física Nuclear Budker desde 1971 y es utilizado por diversas empresas e instituciones de varios países para el tratamiento de radiación de alambres y cables, además de la esterilización de dispositivos médicos, productos farmacéuticos y cosméticos.

 

 

Fuente: RT

[email protected]

MRM