abril 16, 2024 04:54

16.67

Renán Castro Madera, Director General

Renán Castro Madera, Director General

abril 16, 2024 04:54

Redacción/CAMBIO 22 

Mientras EEUU y los Países Bajos imponen nuevas restricciones a las exportaciones de semiconductores y los equipos para fabricarlos, las empresas chinas escalan puestos en la lista de las que más gastan del mundo en investigación y desarrollo. Esto podría significar que pronto no necesitarán la tecnología de Occidente, indicó ‘The Japan Times’.

“La última vez que elaboré una de estas listas, hace cinco años, el fabricante de infraestructuras y dispositivos móviles Huawei Investment & Holding ocupaba el sexto lugar por detrás de Microsoft, (…) pero era la única empresa china entre las 25 primeras del mundo.

Se le unieron ByteDance, propietaria de TikTok, Tencent Holdings, propietaria de WeChat y gigante de juegos, así como Alibaba Group Holding, proveedor de comercio electrónico, pagos y computación en nube”, escribió el autor del artículo.

Según él, las compañías chinas gastan tanto en investigación y desarrollo como las estadounidenses, europeas y japonesas, aunque no siempre publican informes detallados sobre la asignación de fondos para este ámbito y han anunciado grandes despidos últimamente

Asimismo, muchas empresas mundiales invierten cada vez más dinero en el campo de los “algoritmos y sistemas de inteligencia artificial”.

A pesar de que el reciente aumento de los gastos en investigación y desarrollo no se corresponde con el crecimiento empresarial, como destaca el autor, sugiere que quizá en el futuro el mayor gasto dé a Pekín una ventaja en la competencia con Washington.

“Aunque es demasiado pronto para saber si esto será cierto en el caso del auge de la I+D de los últimos años. Si es así, parece que EEUU y China están mejor posicionados para beneficiarse”.

Los gobiernos de EEUU atacan a Rusia pais intermedio para luego dirigir sus baterias a China su verdadero enemigo, solo si China lider en casi todas las ramas tecnologicas apoya a Rusia en tecnologia, converidos en nuevos desarrollos industriales y de servicios para que Biden no afecte el avance tecnologico y economico de Rusia China es momento de solidaridad con Rusia.

Siempre queda una última opción ante la IA: Meterle un martillazo en mitad del cráneo donde alberga el microchip que controla la máquina.

Hasta hace poco, a pesar de una poderosa industria militar y más de un siglo de experiencia en la construcción de aeronaves, Rusia estaba rezagada con respecto a los líderes mundiales en tecnología de drones. Expertos explicaron a Sputnik por qué eso está a punto de cambiar.

El presidente ruso, Vladímir Putin, anunció una inyección masiva de efectivo en la industria rusa de drones, estimando que en un futuro cercano se invertirá un billón de rublos (o unos 12.000 millones de dólares) en el sector.

“Si todos nosotros, incluido el Estado, trabajamos activamente juntos, entonces se invertirá un billón de rublos”, dijo Putin el 27 de abril después de recorrer el Parque Industrial Rudnevo en las afueras de Moscú.

El presidente ruso informó que el país tiene un gran potencial en la tecnología de drones, enfatizando la necesidad de asegurar la soberanía tecnológica y diciendo que la nación ya no puede darse el lujo de “simplemente importar algo”, sino que debe “ir un paso por delante de nuestros competidores”. Putin agregó que prácticamente no hay campos de actividad humana en los que los vehículos no tripulados no puedan integrarse y volverse útiles.

El cielo es literalmente el límite

“Si hablamos de perspectivas, esos llamados sistemas robóticos aéreos o sistemas aéreos no tripulados han sido prometedores, desarrollando activamente áreas de la industria y el comercio en Rusia y en todo el mundo desde principios de la década de 2000. Según los expertos, el mercado está creciendo alrededor de un 10% por año”, comenta Eduard Bagdasaryan, director de JSC Aerocon, una empresa de innovación de defensa con sede en la región de Moscú.

Bagdasaryan también se desempeña como vicepresidente de Aeronet, una asociación rusa de desarrolladores y operadores de drones. Hablando con Sputnik sobre el potencial de Rusia en el mercado global de drones, Bagdasaryan explicó que es necesario distinguir el mercado de drones militares del mercado de drones civiles, y señaló que, si bien están relacionados tecnológicamente, “estas son esferas diferentes y mercados diferentes”.

Rusia, en opinión del experto, actualmente tiene “más éxito en el ámbito civil que en el militar, porque el desarrollo de los drones civiles fue impulsado por el mercado, por los consumidores, y por eso se invirtió dinero privado allí”.

Según Bagdasaryan, hay varias razones que estimulan el desarrollo del sector civil, incluida la vasta geografía de Rusia, que facilita el uso de sistemas no tripulados para una amplia variedad de propósitos, desde el monitoreo de oleoductos y gasoductos hasta sensores remotos y topografía, la creación de modelos 3D de ciudades y el monitoreo ecológico de lagos, ríos, estudios de ingeniería de sitios de construcción y extinción de incendios en edificios de gran altura.

“En el área de los drones civiles, nos estamos desarrollando muy bien, las mentes jóvenes se están moviendo activamente en este campo. Esto incluye nuevos proyectos, nueva funcionalidad para drones, nuevas funciones y una funcionalidad más amplia. Lo estamos haciendo muy bien en este sentido y tenemos éxito en relación con el resto del mundo”, concluye el experto.

En lo que respecta a los aviones no tripulados militares, también hay varios buenos proyectos, comenta Bagdasaryan. Esto incluye el dron de reconocimiento Orlan de 20 kg que se produce en grandes cantidades, además de una gama de proyectos perspectivos de compañías como Enix, Zala y Kronstadt Group.

La Oficina de Diseño Sukhoi trabaja sobre el dron de ataque de 20 toneladas, el Okhotnik (Cazador). “En este momento, este es el aparato militar más grande y pesado utilizado por Rusia”, señaló Bagdasaryan. El dron de reconocimiento Forpost-R (Piquete), una copia del IAI Searcher israelí, es otro dron fabricado para el Ejército ruso, y que también se ha utilizado activamente en la guerra de poderes con la OTAN en Ucrania.

Sustituir importaciones hasta el último tornillo

Bagdasaryan enfatizó que, en lo que respecta a los drones militares, Rusia tiene que centrarse no solo en la fabricación de los drones, sino “en la producción y mejora de componentes que incluyen sensores, medidores, sistemas ópticos, sistemas electrónicos de matriz y la base elemental para los sistemas radioelectrónicos”.

Conforme con Bagdasaryan, “hay muchas cosas como esta, incluidas las telas de carbono y los aglutinantes”. Rusia está empezando a trabajar en esta dirección, pero para que un producto tenga un precio competitivo, debe producirse a gran escala, destaca el experto.

Asegura que el mercado ruso es insuficiente para garantizar la producción en masa; para eso se necesita un mercado global. Esto significa crear condiciones de negocio para la exportación de estos productos al mercado mundial.

“Pero estamos creciendo constantemente en esta dirección, especialmente porque esta industria ahora recibirá la financiación adecuada para brindar a las empresas más oportunidades”, agregó el funcionario.

En lo que respecta a los países en los que Rusia puede obtener su parte del mercado mundial de drones, Bagdasaryan afirma que esto puede incluir a los países de África, la India y otras naciones en desarrollo.

No hay tiempo como el presente

“Ahora es el momento perfecto para mejorar la producción de drones porque realmente son capaces de resolver una gran cantidad de tareas, haciendo frente a situaciones en las que un ser humano es inferior en términos de velocidad o eficiencia”, enfatizó Bagdasaryan. En profesiones peligrosas, por ejemplo, los drones brindan a los trabajadores humanos un compañero invaluable que puede ayudarlos a realizar trabajos peligrosos.

“El presente es el momento adecuado para comenzar a hacer esto porque la operación militar especial nos ha demostrado que es hora de cambiar a nuestra propia producción en todas las áreas, y los drones no son una excepción”, agregó Bagdasaryan.

La pérdida de los mercados y tecnologías occidentales le ha enseñado al Estado y a la industria privada una lección importante sobre la autosuficiencia. “Por lo tanto, confío en que todo está por delante. Si actuamos juntos y comenzamos a inventar cosas nosotros mismos, tenemos un potencial bastante bueno para competir con nuestros colegas en el extranjero”, sostuvo.

Importante legado aeroespacial

Artiom Serebrennikov, experto en drones comerciales de Aerodyne Rus, una empresa global especializada en inspección y monitoreo de instalaciones con drones, está de acuerdo con la evaluación optimista de Bagdasaryan sobre el potencial de Rusia y dijo a Sputnik que “Rusia siempre ha sido y sigue siendo una importante potencia aeroespacial”, y que el país “sin duda cuenta con las tecnologías y especialistas para desarrollar y fabricar drones modernos de alta calidad”.

Sí, tenemos problemas con los materiales, problemas con algunos materiales compuestos, problemas con motores pequeños, motores eléctricos. Somos capaces de montar las cosas poco a poco y aún no hemos logrado lanzar todo en producción en serie.

Pero estoy seguro de que estos problemas, con el enfoque correcto por parte del estado y el apoyo a esta industria, se pueden resolver con bastante rapidez. Más aún porque tenemos empresas que producen algunos equipos realmente únicos que también se venden en los mercados extranjero,  aseguró Serebrennikov.

El experto también señaló otra área importante en la que Rusia debe esforzarse para lograr la independencia: el software que acompaña a los drones: “Uno de los aspectos principales no es solo la producción de los drones en sí, sino los programas correspondientes, el software, un conjunto de productos de software… Y aquí, por supuesto, también tenemos un gran potencial de desarrollo”.

“Yo diría que Rusia está, en principio, lista y tiene un gran potencial para entrar en la carrera de drones. Ya tenemos proyectos en el mercado que son muy competitivos a nivel mundial, y algunos de ellos están funcionando con éxito en el extranjero”, dijo Serebrennikov, señalando, por ejemplo, las soluciones de geomodelado de terrenos asistidas por drones de la empresa Geoscan con sede en San Petersburgo.

“Es decir, ya hemos entrado parcialmente en la carrera global de drones con proyectos individuales. Con un enfoque competente y el apoyo estatal, si todo continúa desarrollándose en nuestro país en términos de sistemas no tripulados, definitivamente podremos competir muy seriamente a nivel mundial”, resumió Serebrennikov.

 

 

Fuente Sputnik

[email protected]

MRM

¡Únete a nuestras comunidades del Diario CAMBIO 22 en WhatsApp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com