*La mayoría de los pequeños comercios arrastrarán deudas tres años más

Olivia Vázquez/CAMBIO 22

CANCUN, Q. ROO, 11 de abril.- Al cierre de este primer trimestre del año y tras dos años de pandemia de covid-19, casi 20 mil negocios en Quintana Roo han desaparecido, así lo reveló Rafael Ortega, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en Cancún, quien señaló que la estadística está basada en las cifras que otorga el INEGI en sus censos y análisis económicos, donde se revela el fuerte golpe que ha ocasionado este periodo de pandemia.

El líder del sector comercial, señaló que si bien la reactivación del comercio local ha iniciado y a partir de junio del 2021, comenzó a sentirse un alivio en las operaciones con el proceso de reactivación económica y el constante incremento que se ha tenido en el flujo turístico en los destinos, finalmente el golpe económico de la pandemia, si terminó con casi 20 mil negocios, entre micro y pequeñas empresas que operaban en la formalidad.

Aunque no se puede decir que todos estos negocios desaparecieron o cerraron de manera definitiva, si reconoció que muchos de ellos se fueron a la informalidad, pero un gran porcentaje de estos pequeños negocios no pudieron seguir adelante ni tuvieron capital o financiamiento para lograr reabrir luego del periodo de confinamiento.

Los que lograron hacerlo tras la pandemia, enfrentaron severas dificultades para sostener el arranque de la economía, pues aunque comenzó a llegar turismo, el volumen de visitantes era menor y muchos trabajadores no lograban recuperar sus ingresos totales o reincorporarse a su vida laboral.

En este sentido, refirió que esas 20 mil empresas, representan por si solas, tres empleos directos al menos, lo que revela el universo de trabajadores que salieron de la formalidad, pues muchos de ellos volvieron a operar incorporándose a la informalidad para llevar el pan a la mesa y en ello todavía se encuentran muchas pequeñas empresas que siguen operando desde casa o que han decidido no volver a abrir formalmente.

Este indicador también se revela en las cifras del INEGI, donde se refiere que seis de cada diez empleos en el país están en la informalidad, cuando este indicador era de máximo cinco de cada diez negocios, lo que revela un incremento de un punto porcentual.

El panorama para el siguiente trimestre, dijo, es sin dda más alentador y eso se reflejará en las siguientes temporadas vacacionales donde se podrá tener un respiro en los ingresos de muchos pequeños establecimientos.

 

[email protected]

GCH