Laura Beytia/CAMBIO 22

CHETUMAL, 13 de abril.- Todo parece indicar que continúan las deficiencias en el Rastro Municipal de Chetumal, ya que son los propios tablajeros quienes han denunciado que la matanza se mantiene en condiciones insalubres, lo que hace que reciban carne en mal estado que rápidamente se les descompone, lo que les está generando pérdidas.

Así lo dio a conocer Alberto Buenfil Mora líder de los distribuidores de carne en la capital y de los carniceros del Mercado Lázaro Cárdenas, quien dijo que esta situación ya la han expuesto en varias ocasiones a las autoridades municipales, sin que hasta el momento se les haya tomado en cuenta y menos hayan atendido las solicitudes que les han hecho llegar para mejorar el proceso de sacrificio de los animales.

“Las condiciones de matanza en el rastro municipal no han mejorado para nada, por el contrario creo que han empeorado, no hay la menor higiene en todo el proceso desde el sacrificio hasta la entrega y es una situación preocupante porque hay muchas deficiencias y precisamente por esto, la carne se nos echa a perder muy rápido, ya hemos hecho las solicitudes pertinentes pero hasta el momento no hemos tenido ninguna respuesta y tampoco se han verificado las anomalías en las instalaciones del lugar donde se sacrifican a los animales sin las mínimas normas de higiene.”

Comentó que adicional a este problema, también han detectado que los trabajadores les entregan canales de res y de puerco con menos peso, por lo que acusó que están siendo víctimas de robo de su producto, el cual es comercializado por fuera y muy por debajo del precio normal y aunque de igual manera lo han notificado a las autoridades, tampoco se ha actuado al respecto.

En tanto el panorama para los carniceros sigue siendo desolador, ya que las ventas de carne roja se mantienen a la baja por la cuaresma, lo que está generando serias dificultades económicas y pérdidas para los comerciantes de carne.

“Desde que empezó la cuaresma las ventas se fueron a pique, estamos hablando de que hay días que apenas logramos ofertar cerca de un 30 a un 40% de nuestro producto y pues esto nos genera pérdidas, somos conscientes de que los precios no ayudan mucho pero no podemos bajarle porque ni siquiera sacaríamos los costos, todo se ha incrementado en el último año y esto se ve reflejado en un aumento en los precios no solo de la carne sino de muchos artículos de la canasta básica, esperamos que una vez que finalice la cuaresma pues podamos recuperar nuestras ventas.”

Indicó que dada la poca afluencia de compradores a los puestos que se encuentran ubicados en el interior del mercado, no laborarán este jueves y viernes santo, ya que son los días donde menos se consume carne roja.

 

[email protected]

RAM

¡Únete a nuestras comunidades del Diario CAMBIO 22 en WhatsApp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.