mayo 19, 2024 19:21

16.67

Renán Castro Madera, Director General

Renán Castro Madera, Director General

mayo 19, 2024 19:21

  • Al gobernador de Quintana Roo se le quebró la voz y le salieron las lágrimas en la recta final de su mensaje ante el Congreso del Estado, cuando dijo que se despedía con las manos y la conciencia limpias  

 

Francisco Hernández/CABMBIO 22

CHETUMAL, 9 de septiembre.- Carlos Manuel Joaquín González rindió este viernes su sexto y último informe de labores como gobernador del estado de Quintana Roo, en sesión solemne del Congreso del Estado donde dirigió un mensaje en el que se le quebró la voz y le salieron las lágrimas al dar palabras de despedida.

Luego de decir que, si bien el estado tiene retos en materia de seguridad, desarrollo y lucha contra la desigualdad, en los últimos seis años se ha recorrido un camino promisorio y esperanzador, afirmó con voz quebrada y sin poder retener las lágrimas que por eso podía estar este día en el Congreso con su familia, mirando a la sociedad de frente y diciéndole: “me despido con las manos y la conciencia limpias”.

Mientras hacía una pausa, los diputados y los invitados especiales presentes en la sesión, realizada a puerta cerrada y con aforo limitado para el reducido grupo, se pusieron de pie para aplaudir al gobernador, que después de eso, todavía con los dejos de la emotividad, afirmó que tiene la confianza de que dio lo mejor de su vida para que Quintana Roo sea un estado fuerte y de más y mejores oportunidades.

Destacó en su mensaje que Carlos Joaquín contrapunteó los datos de rezagos de su gestión que dio la representación del PAN, que sorpresivamente fue la que más críticas lanzó al gobernador saliente, ya que fue el partido por el cual obtuvo el cargo, pero del cual se distanció desde el pasado proceso electoral y más ahora, cuando busca incorporarse a la administración federal del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Desde el inicio del mensaje dejó ver que las críticas panistas le hicieron mella, puesto que primero dijo que “si no hubiera cambio, ¿cuándo un gobernador se iba a sentar a escuchar a los diputados? Aunque tengamos datos diferentes”.

Luego inició la lectura del discurso que tenía preparado, en el que afirmó que se gobierno inició la tarea de reconstruir a Quintana Roo desde sus cimientos, porque antes de su sexenio el gobierno estaba hecho un desastre, con una crisis financiera de magnitud insospechada, con autoritarismo sin medida y desprecio al estado de derecho.

Dijo que por eso se propuso dejar un legado para la transformación definitiva del estado, y que ahora lo peor ya pasó y las transformaciones que hizo comienzan a dar fruto, pues eligió el el camino del “cambio de manera gradual”.

Afirmó que su administración recibió una insultante deuda pública a largo plazo, la cual logró contener y colocarla en una senda sostenible; que se pagaron 2 mil 700 millones de pesos en deudas al Issste, el Fovissste y otras dependencias, de descuentos hechos a trabajadores pero que no habían sido enteradas; y que se recuperaron 6 mil millones de pesos en bienes producto de la corrupción.

Asimismo, afirmó que ahora, Quintana Roo se ha recuperado al 100 por ciento de la crisis de la pandemia del Covid-19, en empleo y número de empresas, y que el estado tiene el mayor crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en el país.

Y aquí contrapunteó a la representación del PAN, pues dijo que Quintana Roo es el tercer lugar en reducir la pobreza laboral, “para los datos equivocados”, en referencia a que la diputada panista Cinthya Yamilie Millán Estrella dijo que el 47 por ciento de los quintanarroenses son pobres. 

Carlos Joaquín también dijo que durante su gobierno se consolidó el liderazgo turístico de Quintana Roo, batiendo récords, y que la entidad actualmente aporta hasta el 45 por ciento de divisas que ingresan al país.

Afirmó que apoyó a campesinos y a artesanos; que deja en Chetumal un parque industrial con recinto fiscalizado y una futura central de abastos; y que trabajó en la recolección de sargazo, la protección de arrecifes y el ordenamiento territorial.

También destacó como logro que su administración alcanzó el 100 por ciento de cobertura en educación media superior, gracias al programa de prepa modular; y que ahora se dispone de un hospital de especialidades, el oncológico de Chetumal, “que pronto entrará en funcionamiento”.

Manifestó que el 60 por ciento del total de la inversión en infraestructura pública fue para el sur del estado, y destacó como entre sus obras la remodelación del Boulevard Bahía, de la Costera de Bacalar, el parque de la Equidad en Cancún, y el puente Nichupté, del cual dijo que lo gestionó ante la federación.

Asimismo, dijo que deja un estado con 96 por ciento de cobertura de agua potable y 76 % en drenaje y saneamiento.

En materia de seguridad pública, dijo que el 88.9 por ciento de los policías está evaluado y certificado; que aumentó en 45.85 por ciento el estado de fuerza policial; y que instaló 2 mil 250 cámaras de videovigilancia.

Asimismo, afirmó que el estado tiene ahora 500 patrullas, mientras que su gobierno recibió sólo 25; y que construyó el C5 y la base de la Policía Militar que hoy es sede de la Guardia Nacional.

En este sentido, afirmó que hay una considerable disminución de los delitos de homicidio, secuestro y robo a domicilio en la entidad.

Luego de este recuento de datos, el gobernador dedicó la última parte de su discurso a su despedida, en el que, además de ponerse emotivo, afirmó ante la sociedad que “todo ha sido por ustedes”.

Hizo además un reconocimiento a los miembros de su gabinete, y al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, por su apoyo a Quintana Roo.

Y le deseó la mejor de los éxitos en su gestión a Mara Lezama, la gobernadora electa, de quien dijo que han estado trabajando de la mano para tener transición eficiente, en paz y transparente.

A la sociedad la invitó a ser crítica y participativa, de retos y compromisos, y le dijo: “para mí fue un acto de servicio y un honor ser su gobernador”.

En el remate de su mensaje, agradeció a su familia para estar con él en estos tiempos, y expresó: “Gracias Quintana Roo por haberme dado un lugar en tu historia”

Cabe mencionar que como representante del presidente de la República acudió  Víctor Manuel Villalobos Arámbula, secretario de Agricultura, quien tuvo un asiento en el estrado junto con el presidente del Tribunal Superior de Justicia, magistrado Heyden Cebada Rivas, y la presidenta de la mesa directiva del Congreso del Estado, diputada Mildred Ávila Vera.

Como parte de los invitados especiales que tuvieron acceso a la exclusiva ceremonia estuvieron la gobernadora electa, Mara Lezama Espinosa; las autoridades militares del estado, el exgobernador Joaquín Hendricks Díaz, los alcaldes y alcaldesas de la entidad, representantes de los dignatarios mayas, presidentes de los órganos autónomos, y las diputadas y el diputado federales que tiene la entidad, pero no acudió ningún representante del Senado.  

 

[email protected]

GCH

¡Únete a nuestras comunidades del Diario Cambio 22 en Whatsapp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.

WhatsApp Telegram
Telegram



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com