► Realiza trabajos de Interconexión en la red de distribución, pero notificó hasta altas horas de la noche del lunes

 

Ricardo Jesús Rivas/CAMBIO 22

CHETUMAL, 28 de mayo. – Una vez más, la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA) ha dejado a la capital de Quintana Roo y sus alrededores sin el suministro de agua, citando trabajos de interconexión en el sistema de tuberías como la razón principal; sin embargo, el aviso fue dado a altas horas de la noche de ayer.

Este martes 28 de mayo, de 6:00 a.m. a 9:00 p.m., los residentes de Chetumal y poblados cercanos enfrentarán la interrupción del servicio, una situación que se ha vuelto tediosamente familiar y previsible bajo la administración actual de CAPA.

Los trabajos afectarán la presión del agua potable y provocarán interrupciones en áreas que incluyen Juan Sarabia, Huay Pix, Santa Elena, Parque Industrial y la Escuela de Policía C4.

Los sectores que deberán tomar las previsiones pertinentes son el Sector Aeropuerto, colonia Campestre, fraccionamiento ISSSTE, la Herradura, Centro, Barrio Bravo, Primera Legislatura, Fovissste quinta etapa y Cascadas.

Además, Sector Bachilleres, colonia Solidaridad, Proterritorio, Infonavit Proterritorio, Lázaro Cárdenas, Andrés Quintana Roo, Caribe Territorio Federal, Bicentenario y La Esperanza,  Sector Arboledas, colonia del Bosque, 5 de abril y Zona de Granjas.

La falta de agua no es solo una inconveniencia menor, afecta la vida diaria de miles de ciudadanos, impactando actividades esenciales como la higiene personal, la limpieza y la preparación de alimentos.

A pesar de que CAPA afirma que los trabajos son para mejorar la infraestructura, la repetición de estas interrupciones y la aparente falta de mejoras tangibles llevan a cuestionar la eficacia y planificación de estas operaciones. La promesa de que el servicio se normalizará gradualmente después de los trabajos no compensa la interrupción inicial, y deja poco consuelo a los que sufren las consecuencias directas de la gestión deficiente.

La dependencia debe garantizar que las interrupciones sean minimizadas y que las verdaderas mejoras en el servicio sean palpables y duraderas. Mientras tanto, la comunidad sigue esperando una solución real a un problema crónico que afecta su bienestar y calidad de vida.

 

redaccion@diariocambio22.mx

JFCB