Olivia Vázquez/CAMBIO 22

CANCUN, 15 de junio.- Cancún se convierte este miércoles en un baño sauna por las fuertes temperaturas que se reportan en la ciudad y los chubascos que están azotando diversos puntos de este destino. Las sombrillas y gorras aparecen para hacer doble función y poder enfrentar este calor infernal que está volviendo locos a turistas y habitantes.

La ola de calor que se enfrenta en el destino, se complica con chubascos que están cayendo en algunos puntos de la ciudad y que elevan la humedad, generando una sensación de baño sauna con temperaturas arriba de los 32 grados y una sensación térmica de hasta los 41 grados a pesar de que se tiene un cielo nublado con viento.

La olla exprés se esparce por toda la ciudad y no hay sombra o rincón que no tenga esa sensación de baño sauna por el fuerte calor y la lluvia que ha azotado algunos puntos de este destino.

Desde amas de casa hasta trabajadores en la vía pública tratan de protegerse de los intensos rayos de sol y ahora de los chubascos que se están reportando y que activan sombrillas para ambas funciones de protección para evitar el riesgo de deshidratación o golpes de calor.

La temperatura mínima proyecta para este día, no disminuirá de 28 grados en Cancún y esto obliga a los habitantes a mantener casi 24 horas el aire acondicionado activado, lo que generará un golpe al gasto familiar, pues dentro de las casas no se puede estar sin aire.

El sol, también obliga a brigadas de trabajadores a tomar descansos más prolongados en algún rincón o bajo la sombra de un árbol porque no se soporta el intenso calor que hoy se combina con esa sensación de sauna que empapa toda la ropa y que provoca una oleada de malestar.

En la actividad turística sin embargo, las operaciones continúan a la alza y los turistas prefieren pasar tiempo en la alberca o buscar refugio dentro de los grandes desarrollos y plazas comerciales para evitar en las horas picos el intenso calor que les presenta este destino.

 

 

[email protected]

JFCB