Analistas consideran que este proyecto, uno de los emblemáticos del gobierno federal, llevará crecimiento sostenible al sur-sureste de México.

 

 

Redacción/CAMBIO 22

El Corredor Transístmico, uno de los proyectos insignia del gobierno federal, es visto por analistas como el de mayor potencial para el crecimiento económico sostenido del sur-sureste.

“Me parece que es uno de los proyectos con mayor sentido económico que tenemos actualmente, que puede tener dinamismo y puede ser sostenible en el mediano y largo plazo”, dijo en conferencia de prensa Alejandro Saldaña, economista en jefe de Grupo Financiero Ve por Más (BX+).

“De los proyectos de infraestructura, el que a mi me hace más sentido, en tema de costo-beneficio es el Corredor Transístmico”, coincidió Gabriel Casillas, economista en jefe de Latinoamérica en Barclays.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha apostado por el crecimiento del sur-sureste del país, que desde la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), se ha quedado rezagado en materia de crecimiento económico, comparado con el norte y centro del país.

En la ruta del corredor habrá 10 parques industriales, de los cuales cinco están en proceso de licitación.

“Hay oportunidades de crecimiento importantes en el país. Es un proyecto de los que hay que empezar a observar con mayor detenimiento porque es de los que tienen mayor sentido”, insistió Saldaña.

Al segundo trimestre de 2023, la región del sur y el sureste han tenido un crecimiento dinámico, impulsado por Tabasco, que se ha visto beneficiado por las obras de la Refinería de Dos Bocas; y el dinamismo del sector turístico de Quintana Roo, explicó Saldaña citando datos del indicador trimestral de la actividad económica estatal (ITAEE).

Por el contrario, la economía en otras partes de la región prácticamente no ha crecido desde finales de 2019, como en Puebla y Veracruz, mientras que en Campeche se ha contraído de forma significativa. Esta última, afectada por el declive en la actividad petroleras, puntualizó.

Además, abundó Saldaña, las tasas de desocupación en el sur-sureste está prácticamente en mínimos históricos, consistente con el dinamismo económico en algunas entidades, así como con los altos requerimientos de mano de obra de los proyectos en la región (refinería, trenes, etc.).

De la mano del bajo desempleo, la actividad comercial ha avanzado en la región. Las ventas al menudeo promedian crecimientos nuales de entre 3% y 5% en este 2023 en prácticamente todos los estados de la región.

Aunque se habla de un crecimiento sostenible para el sur-sureste, no se puede hablar de una cifra estimada. “Está difícil hacerlo porque lo que puedes pensar es que sí le vamos a quitar un poco de cuota al Canal de Panamá”, apuntó Gabriel Casillas.

 

Fuente expansion

[email protected]

AFC