Redacción/CAMBIO 22

El día de tu boda debe ser el uno muy especial, que quede para el recuerdo… pero hay algunas parejas que toman el concepto y uno no se explica cómo se les pueden ocurrir ciertas cosas. Hace poco, les mostrábamos una peculiar celebración donde una mujer recién casada llevaba a su esposo a la fiesta de su matrimonio, pero amarrado con correa (AQUÍ la historia). Sin embargo, lo que recientemente pasó en Perú rebasa todo entendimiento.

Y lo peor es que fueron dos figuras cercanas a la política de aquel país. Pues resulta que Belén Barnechea (hija de excandidato a la presidencia peruana) y el aristócrata español Martín Cabello de los Cobos se casaron y llevaron a cabo su celebración de una temática que mucha gente en redes y varios medios han calificado como ‘esclavista‘. Así las cosas.

La boda con ‘temática de esclavos’ que abrió la polémica en Perú

Todo sucedió hace unos días, por ahí del 8 de abril, cuando Belén Barnechea y Marín Cabello se casaron en la región de Trujillo, muy cerca de la capital de Lima en Perú. Como mencionamos, ella es la hija de Alfredo Barnechea, un escritor, periodista y político peruano que fue candidato presidencial de aquel país en las elecciones del 2016.

Cabello de los Cobos, por su parte, es un descendiente distinguido de la familia Fuenteblanca, una de las más importantes y poderosas de España (es nieto de uno de los condes, de hecho). Pero bueno, la cosa es que se casaron y armaron su fiesta. Hasta ahí, todo normal y sin contratiempos… hasta que se les ocurrió a ellos (y a sus organizadores seguro) ponerle a su celebración una temática tan peculiar como polémica

En algunos videos que circulan en redes sociales, podemos ver a la pareja caminando por una vialidad durante la noche, dirigiéndose a lo que sería la recepción de su boda. La calle es adornada por juego artificiales, se escucha mucha música y parece que la cosa pinta bien… hasta que de repente, aparecen unas mujeres con vestimentas indígenas posadas de rodillas haciéndoles pasillo a los recién casados.

 

La cosa no terminó ahí. En otro clips, a medida que la pareja avanza, se puede una coreografía de unos hombres semidesnudos bailando amarrados mutuamente con sogas, esto mientras son guiados por lo que parece ser una figura de mayor autoridad. Y el polémico asunto no termina ahí.

Ya en edificio donde se realizó la fiesta, se puede ver a otras personas caracterizadas como esclavos en el primer piso y parecen estar amarradas a los barrotes de la estructura mientras hacen todo tipo de ademanes. Eso sí, todos los invitados abajo bein trajeaditos y bien elegantes. Aquí los videos.

El gobierno condenó este “espectáculo irrespetuoso”

Desde luego, mucha gente no ha visto con buenos ojos esta boda y lo han calificado de miles de maneras: que tiene temática esclavista, virreinal, racista, clasista y más. Algunos más mencionan que posiblemente, la pareja quiso recrear una parte de la historia de las culturas y las etnias en Perú, pero la ejecución no fue la ideal.

Y tal como lo recoge el diario El País, algunas instancias como el gobierno peruano calificaron esto como un espectáculo irrespetuoso. “Reprochamos el empleo no adecuado de nuestra diversidad cultural con motivos comerciales o de ocio, ya que incide en que se perciba como algo exótico“, dijo la plataforma estatal Alerta Racismo en un tuit.

 

 

Fuente: Sopitas

GCH