Redacción/CAMBIO22

La noche del 5 de julio un bebé de aproximadamente 5 meses fue encontrado en el baño de la parroquia La Resurrección del Señor, en el municipio de San Nicolás de los Garza, Nuevo León. De acuerdo con información difundida por la Fiscalía del estado, el menor era hijo de dos de las personas que fueron torturadas y ejecutadas la madrugada del día anterior en Apodaca.

Aparentemente, el menor habría estado presente en el momento en que sus padres, identificados como Denis Martínez, de 18 años de edad, y Cristian Charmin, de 28, fueron asesinados, pues se presume que los mismos criminales fueron quienes lo trasladaron a la iglesia, ubicada a poco más de nueve kilómetros de distancia, después de la ejecución múltiple.

El principal elemento que sustenta dicha versión es que, según las imágenes que se hicieron públicas de la escena, Denis aún tenía el chupón de su hijo en la mano cuando recibió el tiro de gracia.
Después de haber recibido el reporte del bebé abandonado en el sanitario del recinto religioso, la Fiscalía anunció el inicio de una investigación y confirmó que, al momento de ser hallado, el pequeño no presentaba ningún signo de violencia o maltrato. Por el momento, se desconoce su nombre.

En el estado se difundió una ficha de búsqueda con los pocos datos disponibles del menor con la intención de localizar a sus familiares. No obstante, los exámenes genéticos elaborados por personal de la institución confirmaron que era hijo de las víctimas cuyos cuerpos fueron encontrados en Apodaca.

“El estudio practicado por peritos en Genética del Instituto de Criminalística y Servicios Periciales de la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León, confirma en forma positiva la concordancia de perfil genético entre un bebé de sexo masculino, de aproximadamente 5 meses de edad, localizado el día 5 de julio de 2023 en instalaciones de una iglesia de la colonia Industrias del Vidrio, en San Nicolás de los Garza, y las personas 2.- y 4.- citadas en el presente informe”, quedó asentado en el reporte de la Fiscalía.

Aunado a ello, las autoridades revelaron que Denis y Cristian eran originarios de Tamaulipas, al igual que dos más de las víctimas torturadas y asesinadas en Apodaca: Gloria López, de 32 años, y Aldair Delgado, de 22.

De igual manera, se confirmó la identidad de Iván Vázquez, de 29 años, oriundo del estado de Chiapas. Respecto a la sexta víctima, la corporación no ofreció detalle alguno, por lo que se mantiene pendiente su identificación.

Hasta el momento de la presenta publicación, la Fiscalía no ha hecho referencia a la versión que circuló sobre la posible pertenencia de una de las víctimas al Cártel del Noreste, pues cuando su cuerpo fue localizado a un costado del canal de Topo Chico exhibía un tatuaje alusivo a dicho grupo criminal, con las letras “CDN” enmarcadas por laureles y una corona.

Sumado a ello, reportes extraoficiales detallaron que en la escena había pequeñas bolsas con droga (no especificada) etiquetadas con el mismo diseño: las letras del cártel acompañadas por una laureola.

Fuente: Infobae

[email protected]
MER