Laura Beytia/CAMBIO 22

CHETUMAL, 7 de abril.- Fue la Secretaría de Educación de Quintana Roo (SEQ) la que tomó la decisión de convertir el jardín de niños “Benito Juárez”  que se encuentra ubicada en el primer cuadro de la ciudad, en oficinas administrativas y por lo cual ha girado ya las instrucciones necesarias para que su personal comience a trasladarse a dichas instalaciones, sin esperar que concluya el actual ciclo escolar.

Situación que generó este jueves una gran inconformidad de padres y madres de familia, que se manifestaron a las puertas del plantel y tomaron las instalaciones, impidiendo el paso a quienes no fueran docentes, ya que acusaron que sus hijos están siendo obligados a utilizar sanitarios y otras áreas que no se encuentran en condiciones óptimas, lo que pone en riesgo a los infantes.  Ante esta protesta, hizo acto de presencia el presidente de la Asociación de Padres y Madres de Familia en el Estado Sergio Acosta Manzanero, quien diálogo con los progenitores y se ofreció a actuar como intermediario, buscando sobre todo que se les pueda dar una respuesta a su solicitud de que se mantenga la apertura de registro para el próximo ciclo escolar y el plantel no cierre sus puertas.

“La molestia de los padres y madres de familia está justificada, no les notificaron nada y creo que si bien es cierto que no nos tienen que pedir permiso porque es un edificio que le pertenece a la secretaría de educación, considero que se pudo evitar todo esto brindándoles toda la información; ya platicamos con ellos y ahorita lo que vamos a hacer es negociar y a presentar una propuesta a la secretaría de educación de aislamiento del personal que ya se encuentra en la escuela y que no interactúen con los niños porque no hay un espacio delimitado, pero hay las aulas suficientes para hacerlo.”

Aunque reconoció que la protesta permanecerá también el día de mañana, con el inicio de las vacaciones de semana santa dijo que tendrán tiempo que tanto los padres de familia y las autoridades educativas, puedan llegar a acuerdos y resolver esta problemática.

Actualmente el plantel recibe a tan sólo 42 pequeños bajo la supervisión de dos maestras, de los cuales 18  comparten aula al operar juntos el primer y segundo grado de preescolar, en tanto que 24 son de tercer grado y que están a punto de egresar y ha sido precisamente el bajo número de estudiantes inscritos, lo de acuerdo a la SEQ, ha vuelto insostenible la operación, por lo que han ofrecido varias alternativas para cambiar a los menores a otros centros educativos, lo que rechazan los paterfamilias.

Hace 3 años otra escuela de esta misma zona la Carmen Axle, también cerró sus puertas al no contar con el número de estudiantes necesarios para poder funcionar, lo que hizo que los pequeños se cambiaran a otras escuelas cercanas para no dejar de asistir a clases, por lo que es la misma estrategia que ahora quiere aplicar la SEQ.

 

lau.beytia@diariocambio22.mx

RHM