Redacción/CAMBIO 22

La FDA (Food and Drug Administration de Estados Unidos) autorizó el día de hoy la aplicación de una cuarta dosis de refuerzo de las vacunas contra Covid-19 de Pfizer y Moderna, para adultos mayores y algunas personas inmunodeprimidas.

“La evidencia emergente sugiere que una dosis de refuerzo de una vacuna de ARNm contra el COVID-19 mejora la protección contra el COVID-19 grave y no está asociada con nuevos problemas de seguridad”, dice la FDA en un comunicado.

Los que pueden tener acceso a la siguiente dosis de refuerzo, ya sea Pfizer o Moderna, son personas mayores de 50 años, que deben esperar al menos 4 meses después de recibir la dosis previa de refuerzo de cualquier vacuna, y personas mayores de 12 años con determinados tipos de inmunodepresión, que también deben esperar 4 meses para recibir la nueva dosis de refuerzo.

“La evidencia actual sugiere cierta disminución de la protección con el tiempo contra los resultados graves de COVID-19 en personas mayores e inmunodeprimidas. Según un análisis de datos emergentes, una dosis adicional de refuerzo de la vacuna Pfizer-BioNTech o Moderna COVID-19 podría ayudar a aumentar los niveles de protección para estas personas de mayor riesgo”, dijo el Director del Centro de Evaluación e Investigación Biológica de la FDA, Peter Marks.

Además, Marks expresó que es vital recibir al menos una dosis de refuerzo para incrementar la protección contra el Covid-19; por ello, recomendó a los ciudadanos, principalmente a los adultos, acudir a vacunarse si aún no lo han hecho.

La FDA informó que seguirá evaluando las investigaciones y los datos relativos a la aplicación de una dosis de refuerzo en otros grupos de edad para los próximos meses.

Actualmente, las autoridades sanitarias de México no se han pronunciado acerca de una posible campaña de vacunación para aplicar una cuarta vacuna, es decir una segunda dosis de refuerzo.

 

Con información de Aristegui/Noticias

JFCB