Redacción/CAMBIO 22

El corresponsal de guerra de la agencia oficial rusa RIA Nóvosti, Rostislav Zhuravliov, murió este sábado cuando el automóvil en el que viajaba fue atacado en Zaporiyia, informó Yevgueni Valitski, gobernador interino de esa región sureña anexionada por Rusia.

Zhurabliov falleció a consecuencia de las graves heridas recibidas, precisó Valitski en su canal de Telegram, donde acusó al ejército ucraniano del ataque.

En el ataque, que se produjo cuando el automóvil se encontraba entre la ciudad de Vasílievka y la localidad de Vladímirovka, resultaron heridos otros tres reporteros rusos.

Se trata del fotógrafo Konstantín Mijalchevski; el camarógrafo Dmitri Shilkov, y el periodista del diario “Izvestia”, Román Polshakov, que ya han recibido atención médica en los hospitales de campaña el Ejército ruso, según la fuente.

El Ministerio de Defensa de Rusia denunció en un comunicado que el ataque con fuego de artillería fue perpetrado por las tropas ucranianas con munición de racimo.

“El estado de salud de los otros periodistas es de mediana gravedad, pero estable. Su vida no corre peligro”, precisó.

El viernes, después de retirarse de un acuerdo para la exportación de cereales, Rusia intensificó el sus ataques contra infraestructura portuaria y almacenes agrícolas de la región ucraniana de Odesa, al tiempo que realizaba maniobras para simular un bloqueo del Mar Negro.

Misiles rusos dañaron lo que funcionarios describieron como “importante infraestructura” en el suroeste de la ciudad portuaria de Odesa, en lo que parecía ser parte de la campaña del Kremlin para limitar las exportaciones ucranianas de alimentos.

En el ataque contra el almacén, dos misiles de crucero que volaban a baja altura provocaron un incendio, y otro impactó durante las tareas de extinción, según declaró el gobernador regional Oleh Kiper. El ataque hirió a dos personas, dañó equipos y destruyó 100 toneladas de chícharos y 20 toneladas de cebada, afirmó Kiper.

 

 

 

 

Fuente: Latínus

[email protected]

MRM