En la localidad de Acatlán del Río, municipio de Heliodoro Castillo, en Guerrero, un grupo criminal realizó cortes de energía eléctrica y detonó explosivos con drones en la escuela primaria del lugar.

 

 

Redacción/CAMBIO 22

El Centro de Derechos de las Víctimas de Violencia “Minerva Bello”, informó que la localidad de Acatlán del Río, municipio de Heliodoro Castillo, Guerrero, se encuentra bajo ataques con drones explosivos y cortes de energía, a manos de grupos criminales.

“Desde esta mañana, la comunidad ha sido objeto de ataques con bombas lanzadas desde drones, disparos y cortes de energía eléctrica. Tres de estas bombas impactaron en la escuela primaria de la comunidad“, destacó la organización en un comunicado.

La información pretende alertar autoridades federales, estatales y municipales, así como a organismos internacionales, medios de comunicación, y a la sociedad, sobre estas amenazas.

El Centro “Minerva Bello” afirmó que hace un día pidió a las autoridades de los distintos niveles de gobierno, durante un evento en la hidroeléctrica del Caracol, para que intervengan e instalen una base de operaciones mixtas en este sitio, con el fin de mantener a salvo a las personas.

Sin embargo, afirmó que las autoridades no se comprometieron con una fecha específica para llevar a cabo las acciones de seguridad.

“Recordamos que desde el 3 de mayo de 2023, casi la mitad de la población de Nuevo Caracol, del mismo municipio, se desplazó de manera forzada a Tlacotepec en un intento de resguardarse de las agresiones“, destacó el titular de la organización, el sacerdote José Filiberto Velázquez Florencio.

Sobre el caso mencionado, Velázquez Florencio dijo que los pobladores decidieron regresar y reinstalarse en su comunidad el 19 de mayo a pesar de que no existían las condiciones necesarias para ello, ante la desatención de las autoridades “para la pacificación de la zona”.

Ante la vida bajo amenaza, el titular del centro “Minerva Bello”, urgió a las autoridades a garantizar de manera urgente la seguridad, la vida e integridad física y psicológica de las familias de las comunidades de la Ribera del Balsas, Acatlán del Río, Nuevo Poblado “El Caracol” y Tétela de Río.

Además de que investigue y deslinde responsabilidades de los ataques que han sufrido los habitantes de la comunidad de Acatlán.

Finalmente , también les instó a que contribuyan al “cese inmediato de los ataques armados contra la población civil por parte de los grupos del crimen organizado”, entre los cuales, responsabilizan a la “Familia Michoacana”.

 

Fuente Aristegui Noticias

[email protected]

AFC