Redacción/CAMBIO 22

Gran parte de los asesinos en masa tienen problemas de ego que suelen desahogar por medio de la exposición de brutalidad. De esta forma, tienden no solamente a cometer crímenes horribles, sino también a presumirlos de manera pública.

La tecnología ha sido un soporte para esto, pues asesinos como Luka Magnotta han videograbado sus fechorías con la intención de que obtengan exposición global.

Un asunto similar ocurrió con el tirador de de Buffalo, quien el pasado sábado 14 de mayo disparó en contra de al menos 13 personas en un centro comercial.

De acuerdo con los primeros reporte del FBI, el asesino habría iniciado una transmisión en vivo para que sus seguidores en la red social Twitch se vieran la forma en la que disparaba a las personas.

Esta plataforma de streaming suele ser usada por las personas para difundir a su público clips en vivo que muestran la forma en la que se enfrentan a sus videojuegos favoritos.

Sin embargo, el agresor, quien tiene 18 años de edad, logró mostrar al menos dos minutos en los que apuntaba y detonaba su arma en contra de los compradores.

Fue gracias a los censores de la plataforma perteneciente a Amazon que se pudo bajar este contenido antes de que se mostrar por entera la masacre.

Pese a que después de ser detenido el tirador no tendrá acceso a su cuenta, la empresa anunció que suspendió su perfil, por lo que nadie podrá hacer uso de él o tratar de recuperar la transmisión. Esto no impidió que algunos usuarios hicieran capturas de pantalla sobre lo ocurrido y las publicaran en otras redes sociales.

 

 

 

Fuente: EFE

[email protected]

GCH