Olivia Vázquez/CAMBIO 22

CANCÚN, 23 de junio.- Desarrolladores de vivienda del estado agrupados en la Canadevi, piden al Gobierno de Quintana Roo un plan estatal de vivienda y la creación de un Instituto de Vivienda para apagar la “bomba de tiempo”, que se enfrenta en los centros poblacionales con los asentamientos irregulares e invasiones, problema que sigue en franco crecimiento.

Antonio Leonardo Garrido Hurtado, presidente de la Canavedi en Quintana Roo, quien recién tomó protesta como líder de este sector productivo presentó un escenario general de las condiciones que enfrenta el sector y el riesgo que se enfrenta con los asentamientos irregulares.

En un discurso ofrecido por el sector, detalló que al dejar de construir vivienda económica, como ha sido el escenario de los últimos años, derivado de diversos factores, ha ganado la informalidad y en ello, se reporta un gran aumento de invasiones y asentamientos irregulares en los centros de población, lo que significa una bomba de tiempo que se considera el problema más grave que se enfrenta.

En este sentido mencionó que tan sólo en el caso de Benito Juárez se detectan 82 mil familias viviendo en predios irregulares, y al menos 9 mil 200 personas en el caso de Solidaridad.

Esta población, dijo, vive sin certeza jurídica, sin seguridad, con un deterioro medioambiental, económico y urbano, sin servicios básicos, sin infraestructura acorde a las necesidades de su propia salud. En el caso de Benito Juárez refirió que son casi 30% de su población que vive en esta condición.

Es fundamental poner freno a esta tendencia y sólo se logrará con el trabajo de los tres niveles de gobierno y con un plan estatal de vivienda que permita atender este riesgo que se está dando.

En este sentido, advirtió el líder empresarial que las regularizaciones constituyen el recuro más pobre y perverso que puede haber porque al regularizar algo irregular, dijo, solo se premia la ilegalidad y a la delincuencia que lucra con la necesidad de vivienda, “ya hemos tenido cierres en la zona hotelera, para exigir regularizaciones al municipio”, por lo que consideró que el estado debe adelantarse y generar esta oferta de lotes con servicios básicos, con pies de casa para atender a los que menos ganan y no cotizan en el IMSS o ISSSTE, y así avanzar en un plan maestro, coordinado con los tres niveles de gobierno y generando un plan de vivienda o un instituto de vivienda que coordine estas acciones con la participación de todos para fomentar la vivienda formal.

 

 

[email protected]

JFCB